Artículos de: 14 Julio 2009

Honduras: el traje a la medida y la mutación del imperio

Lo ocurrido en Honduras nos deja una reflexión: por un lado, que la derecha reaccionaria está constantemente buscando trajes a su medida para perpetuarse en el poder, y por el otro, que el imperio norteamericano en decadencia, vive una de sus mutaciones más abominables, manifestándose ya no más como el presidente (aparato de Estado) mal hablado y ofensivo pregonando la titularidad del mundo a nombre de los Estados Unidos - Bush - sino el presidente (aparato de Estado), académico, simpático y gentil, cuyo discurso descansa en la no intromisión en los asuntos de otros países bajo el marco de una especie de silencio cómplice o pronunciamiento tácito - Obama - vamos a abordar entonces las anteriores afirmaciones.

Honduras: Un estado forajido y un pueblo embravecido

Desde que Barack Obama fue electo Presidente de los Estados Unidos, los líderes de latinoamericanos de izquierda y aquellos con tendencias populares solamente, han dado sus apoyos morales a Obama con una alta responsabilidad frente a sus pueblos y el mundo pues siempre han considerado la gran diferencia existente en Estados Unidos -como cabeza del imperialismo- entre un gobierno de coalición de fuerzas políticas y un hombre del sistema con ideas reformistas al frente de esa coalición.

Raíces de la organización política de los anarquistas - fundamentos (I)

Existe algo en el anarquismo, fundamental para su propia existencia, que aún está apenas explicado y poco profundizado. Me refiero a su modelo de organización política. La confusión es tanta, que varios militantes veteranos llegan a afirmar que la ideología es antipolítica. Para superar tamaña confusión, quiero ofrecer aquí un breve recordatorio de nuestra historia política.

Las dos tácticas del imperio

Freddy J. Melo    14.Jul.2009    EE.UU.

En el drama hondureño vemos desplegarse, con mayor claridad que nunca antes, las dos tácticas del imperialismo norteamericano engarzadas a la línea estratégica de mantener o buscar mantener a nuestra América como patio trasero neocolonial y entrabar o romper, o pretender hacerlo, cualquier proceso de unificación, su inamovible propósito, ya lo hemos dicho así, desde cuando logró frustrar con la complicidad de Santander el Congreso Anfictiónico convocado por Bolívar. Con ligeras variantes es la versión a gran escala del juego del policía malo y el bueno, que generalmente es un truco acordado, pero otras veces, como parece serlo ahora, responde a un reto o pugna de modalidades.