En Venezuela

Démosle un parado a los misóginos de la oposición

Lo sucedido el pasado miércoles a las tres funcionarias policiales es inaceptable; en los videos se ve clarito como se acerca un grupo de opositores y arremete contra ellas despiadadamente, una se cae indefensa en el piso y siguen golpeándola, uno de los fascistas opositores trae en su mano una enorme piedra que iba a estallar sobre la cabeza de la mujer policía. Con la intervención de un funcionario de alto rango, la muchacha logra ponerse a salvo. En ese mismo video se aprecia que no atacan al hombre que la defiende, sino que querían seguir atacando a Dubraska Álvarez, aparentemente, por ser mujer.

En las marchas de la oposición nos han acostumbrado a ver la violencia, las agresiones y el odio que destilan, sobre todo contra las mujeres. Recordemos el arrollamiento de Nicol Pérez, funcionaria policial del estado Táchira, quien murió. La respuesta de los opositores fue decir que era muy joven, inexperta, que qué hacia allí; nunca reconocieron el asesinato a una mujer y la violencia como lo hicieron. También está el caso de la agente policial Sofía Aguilar, en disturbios en Mérida, quien denunció que fue atacada sexualmente por Nixon Moreno, cuando era dirigente estudiantil.

En este último caso, todo la oposición y la iglesia apoyaron al agresor y no a la agredida, este es el tipo de conducta que asume la oposición que se caracteriza por atacar mujeres; son misóginos, que no es otra cosa que la aversión u odio a las mujeres, el desprecio hacia la mujer por ser del sexo femenino y toda la carga ideológica y sicológica que ello conlleva.

Las mujeres en el Proceso Bolivariano hemos obtenido una serie de logros, entre los cuales están la Ley Orgánica Sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, Fiscalías, Defensorías, Tribunales, Casas de Abrigo, acuerdos Internacionales para atacar la violencia en la Fronteras (Caso Sur de Venezuela y Norte del Brasil en el año 2011), defensa de los derechos de la mujeres a nivel nacional, abarcando a las comunidades rurales, afrodescendientes e indígenas, donde las mujeres sufren más el rigor de la violencia. Esto no lo perdonan los opositores, que las mujeres avanzamos en el mandato del Presidente Hugo Chávez Frías, que ha sido el único gobernante que ha sido feminista de convicción y de corazón.

La discriminación contra la mujer por parte de la oposición se refleja en la actual Asamblea Nacional, dominada por un pensamiento androcéntrico y eurocéntrico que quieren imponer en todos los poderes públicos, donde el hombre domina, desde la asamblea quieren implantar sus leyes de corte colonial, desde una visión patriarcal.

Desde el Frente de Mujeres Argelia Velázquez de Silva rechazamos la violencia contra la mujer y la discriminación en su condición de etnias y clase, también rechazamos la agresión contra la residencia estudiantil Libia Gouverneur, donde la mayoría son mujeres jóvenes que vienen de la zonas pobres de Venezuela, quienes fueron incluidas en el sistema educativo hoy reivindicado por el Proceso Bolivariano humanista y feminista.