LA GUERRA CULTURAL CONTRA CUBA

Desde la USAID: ZunZuneo, World Learning, qué sigue después?

La USAID es una fachada para financiar la guerra de Cuarta Generación
(Diego Olivera Evia)

…por impericia, por ignorancia, por lecturas erróneas del escenario de guerra o por burocratismo, se descuida la lucha y se la banaliza con rutinas desacertadas mientras el enemigo ataca con sus mejores tecnologías, su mayor creatividad y sus mejores laboratorios de guerra psicológica.

(Fernando Buen Abad Domínguez)

En junio de 2010 el periodista boliviano y luchador incansable Fortunato Esquivel en su breve texto La guerra secreta contra Bolivia revelaba que Evo Morales volvía a denunciar a la Agencia para el Desarrollo Internacional de Estados Unidos (USAID) y la acusaba de infiltrarse en los movimientos sociales para provocarle conflictos a su gobierno que incitasen a la desestabilización y al caos institucional.

Es manido repetir, pero para los crédulos es necesario hacerlo, que la USAID (que opera con dinero de la CIA), parte del dominio que ejerce el imperialismo angloestadounidense en América Latina, África y Asia, “es un engranaje de una elaborada estrategia del capital monopólico destinado a cooperar en el incremento de los intereses del imperio”.

Para lograr lo anterior la USAID a través de diferentes ONG destina cada año más y más dinero para cooptar sobre todo a los jóvenes, a los movimientos sociales y/o corromper al que esté dispuesto a venderse.

La esfera de la información y las comunicaciones es una de las más sensibles para nuestro país, que ha sido y es blanco de todo tipo de ataques cibernéticos y de otros proyectos que promueven un “cambio de régimen”. En 2010, utilizando un juego de palabras con el ave zunzún que pertenece a la familia del Colibrí, endémica de Cuba, la USAID diseñó un sistema reconocido como el “Twitter cubano” que alcanzó 40,000 suscriptores, pero fue retirado en el año 2012. Y no fue hasta abril de 2014 que Associated Press (AP) publicó un documento sobre el verdadero propósito del ZunZuneo que tenía como intención, bajo la apariencia de una red social inocente, la desestabilización del orden político de la nación cubana.

¿Coincidencia de la USAID en 2010 para Cuba y Bolivia?

Antes de su visita a La Habana y aprovechando el Día Internacional de la Mujer en marzo de 2016 «la Primera Dama de los Estados Unidos, Michelle Obama anunció que preveía promover en Cuba su programa educativo con enfoque de género “Let Girls Learn” (dejemos que las niñas aprendan), programa del cual Obama declaró estar muy orgulloso ya que la educación secundaria es “la herramienta más poderosa para ayudar a las niñas a escapar de ciclos de pobreza y abuso y a tomar el control de sus vidas”» (Perez, Rafa: 2016).

Gómez Rodríguez (2016), en su texto Las diferencias - o ¿diferencia?- entre Cuba y los EE.UU. explicaba que “existen muchas niñas y niños sin poder asistir a clases en el mundo (indagar por los cientos de miles de desplazados por las guerras que los mismos EE.UU. inventan) entre los inmigrantes a los que ahora se les niega la entrada a Europa, cuando el belicismo “euroatlantista” los expulsó de sus propias casas, pueblos y ciudades en busca de riquezas naturales que depredar. Es una pena que Michelle Obama quizás no tenga en su agenda un viajecito a Nigeria o a Sudán (del norte o del sur), al Congo antes Leopolville, a Libia o a Iraq después de desmantelados y arrasados por las guerras que provocan los mismos gobiernos estadounidenses como el de su esposo”.

La visita de los Obama y el discurso de éste en el teatro “Alicia Alonso” el 22 de marzo, no les fue suficiente, continúan las estrategias para que “cambiemos” los que estamos dentro de la zona bloqueada.

Ahora la ONG World Learning, (ver:http://www.worldlearning.org/what-we-do/programa-de-verano-para-jovenes-cubanos/) a través de su Programa de verano para jóvenes cubanos que están en la edad de entre 16 y 18 años de edad, los incita a que apliquen a esa posibilidad de “superación y de intercambio para empoderar a las personas y fortalecer las instituciones”. ¿El objetivo principal?: la manipulación subversiva e ideológica, la desmovilización de nuestros jóvenes, divorciarlos de su acumulación cultural, descomprometerlos con nuestro socialismo, fomentar la desmemoria. ¿Persiguiendo una primavera cubana?, ¿un golpe blando siguiendo las pautas de Gene Sharp?

Hoy, más que nunca que se arrecia la guerra cultural, “todos los jóvenes están en peligro durante la expansión de la cultura del capitalismo”. Los jóvenes cubanos están llamados a defender su socialismo, a defender su historia, a defender su nación.

En la Isla, desde oriente a occidente la respuesta de los estudiantes ha sido contundente: condenan las artimañas y acciones injerencistas yanquis contra el pueblo y el gobierno cubanos.

Los que seguimos dentro de la zona bloqueada, estamos obligados a proteger y preservar nuestra soberanía, nuestros logros en materia de educación, elevar nuestra cultura política y la cultura general; “no será suficiente la crítica más atinada y profunda. Para ser viables y para triunfar estamos obligados a crear una nueva cultura diferente y superior a la del capitalismo”. (Martínez Heredia: 2014).