Crimen de Barbados, 40 años de dolor

Con todo mi corazón y desde mi memoria para Eusebio Sánchez Domínguez

La CIA es un laboratorio de terroristas. ¿Alguien lo duda?

El horrendo crimen de Barbados el 6 de octubre de 1976, me conmocionó, apenas tenía 11 años y mi abuela, solo sabía decir, qué atrocidad, qué crimen. Y para colmos, el autor intelectual de ese sanguinario hecho -todavía libre en Miami- , es natural de Cienfuegos, mi lugar de nacimiento y el lugar donde nació el joven sobrecargo de Cubana de Aviación Eusebio, que con apenas 25 años ya destacaba como joven ejemplar.

Recuerdo el dolor de mi abuela, que lo conocía a él, a su mamá y a su familia. En mi casa la noticia fue conmovedora, hubo llantos, rabia, mis tías lloraron, mi mamá quedó sin habla por un buen rato. Mi abuela no hacía más que repetir: ay, Eusebito!, ay! ¿ cómo estará Aida? (su mamá). Ay!, ¿quiénes fueron los desalmados que cometieron ese crimen?

Mi indignación fue y es la misma desde entonces. Ya tengo 51 años.

Cuba sigue denunciando el terrorismo de estado. Ese crimen no puede quedar impune. Honor para los 73 pasajeros a bordo, mi apoyo incondicional para sus familiares.

Soy y seré antimperialista hasta mis últimos días. El crimen de Barbados se quedó en mi memoria y el dolor lo sigo guardando en mi corazón. Ya mi abuela no está entre nosotros, pero todavía recuerdo su voz quebrada: ay! qué barbaridad, ay! Eusebito, ay! ¿por qué nos hicieron eso?