Venezuela

El nuevo Golpe de Estado que se prepara contra nuestro país (II)

Ayer cerrando la primera entrega de este trabajo, señalábamos que, desde nuestro punto de vista, una de las organizaciones internacionales que viene impulsando y tratando de captar a efectivos militares para dar un Golpe de Estado en nuestro país, elemento este advertido por el periodista José Vicente Rangel Vale hace un par de semanas, es la International Crisis Group, y de esto nos vamos a referir en las próximas líneas.

La revista Zeta en su edición 2089 de la semana comprendida del 3 al 9 de marzo del presente año, en su página 12, posee un trabajo periodístico firmado por Roberto Mansilla Blanco, titulado: “Venezuela, preocupación mundial en 2017”.

En el referido trabajo, Mansilla Blanco hace mención al informe “Watch List 2017” de la referida organización, la International Crisis Group, la cual se dedica a la “prevención y solución de conflictos a nivel mundial” (recordemos que el señor Carlos Ponce, militante de la organización de ultraderecha Primero Justicia, está muy vinculada a la misma), donde coloca a nuestro país entre “los escenarios más candentes a tomar seriamente en consideración durante este año, al lado de países como Somalia, Chad, Siria, Birmania, Turquía y Yemen”.

A continuación, vamos a permitirnos transcribir textualmente, algunos fragmentos del referido informe sobre el caso de Venezuela, traducidos del inglés:

“El fracaso, hasta ahora, por alcanzar una solución pacífica y democrática para la crisis política de Venezuela, corre el riesgo de provocar severas rebeliones civiles y posibles divisiones en las Fuerzas Armadas, con inciertas consecuencias.”

Los vecinos de Venezuela – especialmente Colombia , que solo ahora emerge tras décadas de guerra contra la guerrilla- tienen buenas razones para temer por una posible expansión, en forma de emigración masiva y de proliferación de grupos paramilitares hacia sus fronteras, así como de epidemias incontrolables tras la quiebra del sistema sanitario en Venezuela”.
“Los racionamientos de mediados de 2016, particularmente de comida, llevaron a disturbios y saqueos en numerosas ciudades”.
“El contexto para una solución duradera requerirá negociaciones entre el gobierno y la oposición, facilitado por actores externos, que probablemente involucrará una fase transitoria con cierto nivel de poder compartido y de reformas económicas, que lleven a unas elecciones presidenciales transparentes bajo supervisión internacional”
“Líderes civiles y militares de elevado perfil, con la probable inclusión del presidente, tendrán que ofrecer garantías creíbles respecto a su bienestar físico y financiero en caso de que pierdan esas elecciones, incluso contemplando la oferta del exilio. Dicho arreglo debería ofrecer las mejores expectativas para restaurarla democracia y la estabilidad. A fin de evitar conversaciones estériles, estas negociaciones necesitarán el rápido establecimiento de un calendario para el “día después”.
“En este fin, la Unión Europea (UE) debería trabajar con los gobiernos regionales para trabajar con los gobiernos regionales para alentar la aplicación de la Carta Democrática Interamericana, especialmente en cuanto a sus procedimientos para tomar que fomenten el restablecimiento de la democracia” en donde la misma se haya resquebrajado. Deberían así reservar como último recurso la aplicación de sanciones que contemplen la suspensión de Venezuela como miembro de la OEA”.
“Es probable que el proceso de transición sea prolongado y los donantes necesiten identificar medios creativos para aliviar el sufrimiento de los venezolanos, tanto en términos de hambre como de falta de suministro e instalaciones médicas.
“Las elecciones presidenciales programadas para diciembre de 2018 serán cruciales y será importante aplicar una presión rápida y sostenida para que el Gobierno relaje su actual prohibición a las misiones profesionales de observación electoral. Si la U.E. no puede obtener el permiso de sus propios observadores, debería tratar de trabajar con los de organizaciones regionales creíbles, en particular con la OEA”. (Resaltado y subrayado del articulista).
¿Será que esto forma parte de las “profecías auto cumplidas” de los amos de los cachorros imperiales que nos agreden en estos momentos?
El enemigo asecha, y debemos estar muy alertas.

¡Bolívar y Chávez viven, y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!
¡Hasta la Victoria Siempre!
¡Independencia y Patria Socialista!
¡Viviremos y Venceremos!

jmartoranoster@gmail.com
Publicación Barómetro