Abrumadora condena en ONU al bloqueo estadounidense contra Cuba

31.Oct.2007    América Latina

La votación en la Asamblea General de la ONU contra el bloqueo económico impuesto a Cuba por Estados Unidos registró un nuevo record al recibir esa política de Washington la condena de 184 países.

Con la oposición de Estados Unidos, Israel, Islas Marshall y Palau, además de la abstención de Micronesia, la resolución que demanda poner fin a más de 40 años de bloqueo económico a Cuba recibió el respaldo casi unánime de los 192 miembros de la ONU.
El año pasado la resolución contra esa medida coercitiva contó 183 votos a favor, de por si un record en comparación con años anteriores, pero en esta ocasión Nicaragua marcó la diferencia.
De acuerdo con la embajadora de ese país centroamericano ante la ONU, Maria Rubiales de Chamorro, “es motivo de orgullo para Nicaragua en esta ocasión convertirnos en el voto 184″.
“Esto se debe también gracias a la voluntad inquebrantable del pueblo nicaragüense y del legado de Rubén Darío y Sandino”, añadió.
La embajadora Rubiales de Chamorro expresó que esta unión a América Latina y el Caribe a favor del proyecto contra el bloqueo estadounidense a Cuba tiene lugar “después de casi 16 años de retirada vergonzosa a la hora de la votación”.
La resolución aprobada el martes destaca la “necesidad de poner fin al bloqueo económico, financiero y comercial impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”.

Brutal guerra económica
Cuba denunció que la brutal guerra económica que Estados Unidos impone a su país afecta a otros Estados y constituye una afrenta al Derecho Internacional y los principios de la Carta de las Naciones Unidas.
La brutal guerra económica que se le impone a Cuba no solo afecta a los cubanos, dijo el ministro del Exterior Felipe Pérez Roque.
En un discurso ante la Asamblea General el titular expresó que la gravedad de estas medidas es peor por la aplicación extraterritorial de las leyes norteamericanas.
Para el Ministro esto constituye un “menosprecio de los legítimos intereses de terceros países de invertir y desarrollar relaciones económicas y comerciales normales con Cuba, es un tema que concierne a todos los Estados aquí reunidos”.
Pérez Roque habló durante el debate del tema Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba.
Señaló que solo de mayo de 2006 a mayo de 2007, al menos 30 países se vieron afectados por las disposiciones extraterritoriales de la política de bloqueo contra Cuba.
Pérez Roque puso varios ejemplos de las medidas aplicadas, como las adoptadas contra el Banco Netherlands Caribbean, al cual se le congelaron las cuentas en Estados Unidos y se le prohibió realizar cualquier transacción de ciudadanos y entidades norteamericanas.
Mencionó las multas contra la empresa británica PSL Energy Service por exportar a Cuba equipos y servicios para la industria del petróleo y la imposibilidad de adquirir equipos o productos porque las compañías que los elaboran fueron adquiridas por Estados Unidos.
Así sucedió, agregó. con compresores marca Sabroe, de Dinamarca, y con la empresa finlandesa Datex-Ohmeda, a la que se compraban excelentes equipos de anestesia y monitorización multipropósito.
El Canciller señaló que tampoco su país pudo adquirir un espectrofotómetro infrarrojo a la compañía japonesa Shimadzu, porque el equipo tiene más de 10 por ciento de componentes norteamericanos.
Igual sucedió con herbicidas de la empresa alemana Basf, porque el ingrediente activo es de origen norteamericano.
El Ministro dijo asimismo que desde fines de 2006 la compañía de cruceros española Pullmantur fue adquirida por la norteamericana Royal Caribbean, por lo cual el crucero Holiday Dream, propiedad de la primera, tuvo que suspender sus operaciones en Cuba.
Dio a conocer que en diciembre pasado, la gerencia del hotel Scandic, de Noruega, canceló las reservaciones de una delegación cubana, porque la instalación había sido comprada por la cadena estadounidense Milton.
A juicio de Pérez Roque, el episodio más notorio del año respecto al bloqueo fue la guerra sin cuartel del Departamento del Tesoro de Estados Unidos contra las relaciones de Cuba con instituciones financieras y bancarias de otros países.
Precisó que eso fue posible luego que el gobierno de Washington accediera a la información confidencial de la Sociedad para las Telecomunicaciones Financieras Interbancarias Mundiales.
A través de esa entidad, dijo, se realizan prácticamente todos los pagos e intercambios de mensajes entre instituciones financieras.
Pérez Roque dijo que en el último año, más de una veintena de bancos de diversos países “han sido groseramente amenazados a fin de interrumpir cualquier tipo de relación o transacción con Cuba.