Presidente boliviano rememora secuestro de avión presidencial ocurrido hace cuatro años

El mandatario boliviano, Evo Morales, agradeció al mundo por su solidaridad cuando cuatro años antes Francia, Italia, España y Portugal rechazaron el sobrevuelo del avión presidencial en que viajaba el líder sudamericano.

El 2 y 3 de julio de 2013 esos países impidieron el aterrizaje y sobrevuelo de la nave en la que Evo Morales regresaba de Rusia a Bolivia, bajo el supuesto de que allí viajaba el exagente de inteligencia norteamericano Edward Snowden.

Ese hecho puso en peligro la vida del mandatario y de todos los que se encontraban a bordo del aparato, que finalmente debió tomar tierra en Viena, capital de Austria.

En un mensaje publicado hoy en la red social Twitter, Evo agradeció a todos los gobiernos y pueblos del mundo, entre ellos a Austria, “que se solidarizaron frente a ese ataque colonial y discriminatorio”.

Numerosos países, entre ellos los miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), condenaron ese acto arbitrario y repudiable que, además, violó las normas del derecho internacional.

“Esta clase de actos nos recuerdan el sometimiento de algunos países europeos al imperio, y la ofensa a una región entera”, escribió el mandatario en otro mensaje en su cuenta @evoespueblo.

Prensa Latina