Venezuela

El enemigo esta allí, pero no lo vemos

En la lucha revolucionaria, el enemigo, muchas veces se esconde y no lo podemos ver, se camufla, para no evidenciarse como la causa real del problema o como el interesado en ciertas situaciones.

Es claro y notorio comunicacionalmente, que el interés de los factores de oposición venezolanos, nacionales e internacionales, es hacerse de las riquezas petroleras de nuestro país. Ya que Venezuela es un país rico que cuenta con grandes reservas petroleras y minerales que garantiza el futuro de la nación. Además, la razón por la cual Estados Unidos ataca a Venezuela es por el petróleo, único recurso natural que puede movilizar el aparato militar americano a solicitud de las grandes transnacionales petroleras.

Así mismo, Petróleos de Venezuela (PDVSA) es la compañía más valiosa en el mundo, pero los ideólogos de las operaciones sicológicas, ligados al imperio y tratando de asegurar intereses, buscan desmoralizar a los trabajadores de la corporación petrolera generando falsos positivos sobre su estabilidad, para intentar tomar posesión de las grandes reservas del crudo.

Normalmente, el protagonista se indica siempre, como los Estados Unidos de Norteamérica, en términos muy generales, sin precisar quién es realmente el interesado concretamente en el petróleo venezolano.

Entonces, es imperativo precisar que los causantes de los desequilibrios en las áreas económicas, sociales, políticas y otros, son las compañías petroleras transnacionales, especificamos algunas (Exxon Mobil y Royal Dutch Shell), pero como indicamos arriba, ellas no aparecen en el escenario inmediato, se esconden, actúan bajo perfil, y tienen operadores que hacen el trabajo sucio, para al final quedarse con el control petrolero, en este caso, en Venezuela.
En este sentido, es preocupante que los candidatos a la Constituyente, no hacen énfasis en este sentido. Se preocupan por otros temas colaterales. Es imprescindible que la Constituyente aborde el tema de los verdaderos causantes de la situación inducida que se vive en el país.

Es más, me atrevo a sugerir que estratégicamente, ya deben ubicarse donde están los intereses y las sedes oficiales de las filiales de las empresas transnacionales petroleras en el país, para denunciar su actuar escurridizo, entre otras cosas.

Lo anterior, lo hacemos haciéndonos eco de lo afirmado por el economista Fernando Travieso, al señalar que transnacionales petroleras de EEUU fomentan la guerra civil en Venezuela porque se les agota el petróleo.