BOLIVIA-CHILE-MAR-EFEMERIDE

Diplomacia de los pueblos suma más apoyos a demanda marítima de Morales

La diplomacia de los pueblos, política a la que apuesta desde 2006 el gobierno de izquierdas de Evo Morales, continúa sumando apoyo de la comunidad internacional a la demanda marítima boliviana, después de 11 años de gestión del primer mandatario indígena de Bolivia.

Bolivia instauró el 24 de abril de 2013 una demanda a Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya para que su contradictor cumpla los ofrecimientos que hizo a lo largo del siglo XX, de negociar una salida soberana al Pacífico, que le arrebató tras una invasión  a su territorio en 1879.

La diplomacia de los pueblos fue uno de los factores que influyó en el fallo que emitió la CIJ, que se declaró competente en la demanda marítima boliviana en 2015, tras la observación de Chile.

Según el exejecutivo de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos, Rodolfo Machaca (2010-2017), esa política surge en la primera gestión de Morales y se fortaleció con la creación del Estado Plurinacional de Bolivia, en 2009.

De acuerdo con el segundo tomo del “Libro del Mar”, desde 2006 a 2015 la demanda marítima fue respaldada en importantes eventos y foros realizados en el continente, entre ellos, el apoyo del Foro de Sao Paulo en 2014, en el Teatro de Caupolicán de Chile (2014), la Asamblea Continental de Movimientos Sociales realizado en Brasil (2015), la Cumbre de los Pueblos y de los Movimientos Sociales en Panamá (2015).

En julio de este año, Morales felicitó a los dirigentes de los movimientos sociales, principal sustento de su administración, y afirmó que hacen una mejor campaña internacional por la demanda marítima que los expresidentes, en alusión a los recientes apoyos que lograron en el Foro de Sao Paulo y en la Cumbre de los Pueblos del Mercosur.

El Jefe de Estado, además, remarcó la participación de todos los sectores sociales, entre otros, campesinos, indígenas, trabajadores, mineros, transportistas y maestros, en los distintos foros internacionales donde explican en detalle la parte histórica de la demanda marítima, “cómo nos perjudica en la parte económica, al comercio, la falta de una salida al mar, al océano Pacífico”.

En esa línea, Machaca dijo que la diplomacia de los pueblos de Bolivia “es un ejemplo” en la región, porque se ejerce en el marco de la Constitución Política, que coloca al país como una Estado pacifista.

“Estamos en permanente comunicación (con los movimientos sociales) reflexionando de que manera podemos ir a delante viviendo en paz sin guerras y sin ofensas”, indicó el también ex miembro de la Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam).

Asimismo, la centenaria demanda marítima boliviana recibió también el apoyo de muchas personalidades mundiales, entre ellos, dos papas: Juan Pablo II en 1988 y Francisco en 2015.

También se pronunciaron en favor de la demanda boliviana, el exsecretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan (2003), Mario Vargas llosa (2004), el exsecretario general de la OEA, el chileno Miguel Insulza (2010), el futbolista argentino Diego Armando Maradona (2004), el actor y cineasta Alejandro Jodorowsky (2010), el cantautor cubano Silvio Rodríguez (2013), el vocalista del grupo “Café Tacuba” (2014), la escritora y novelista chilena Isabel Allende (2013).

Actualmente, la demanda marítima boliviana ingreso a su etapa final y la CIJ fijó que el demandante presente la réplica hasta el 21 de marzo de este año, plazo que Bolivia ya cumplió; mientras el país demandado debe presentar la dúplica, hasta el 21 de septiembre, como parte de una segunda fase de alegatos escritos tras la presentación de la memoria, que reúne los argumentos jurídicos y técnicos de la demanda, y de la contramemoria chilena.

En 1825 Bolivia nació a la vida independiente con una costa de 400 km lineales sobre el océano Pacífico; 54 años después, en 1879, Chile invadió y ocupó por la fuerza el territorio del departamento boliviano del Litoral.

El ministro de la Presidencia, dijo que la presentación de la demanda marítima a la CIJ de La Haya “fue una decisión acertada” del Gobierno y marcó un punto de inflexión en la relación bilateral con Chile, frente a los “atrincheramientos y permanentes negativas y dilaciones del país transandino.

“Esta decisión de constatación y de vivencia fácticas nos permitieron decidir y llegar con nuestras reivindicaciones ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya”, sostuvo.

Además, Martínez dijo que ahora Bolivia “esta con la autoridad moral, con el fortalecimiento económico suficiente como para poder encarar estos desafíos y denunciar ante organismos internacionales” los derechos del país.

ABI