Bolivia

Soy como siento y actúo como pienso….

Cómo separar la paja del trigo. En mi programa de radio de los viernes, que se difunde en cadena con las 15 provincias de Santa Cruz, pregunté a mis oyentes: ¿qué son los principios?
La respuesta no se dejó esperar, y todos coincidieron en que es un conjunto de valores, creencias y normas que orientan y reglamentan la vida de los seres humanos.

Es decir que esos principios son las columnas de esa visión y de nuestra misión que tenemos como seres humanos. Consecuentemente, estos principios se muestran y se concretan y se reflejan en nuestra cultura, en nuestra forma de ser, de pensar y actuar.
Esos mismos principios son los que nos forjan solidarios con las luchas sociales de nuestra gente. Esos principios son los que nos obligan a elegir a nuestro entorno y organizarnos con aquellas personas que tienen las mismas características nuestras, personas que están interesadas en compartir nuestra competencia, esos amigos que tienen los mismos principios y objetivos nuestros.
En el caso de género, nos aliamos a personas que luchan contra una disposición machista y patriarcal que involucra una opresión para los varones y por supuesto se multiplica para las mujeres. En esta misma ruta, nos acercamos a personas que defienden la pluralidad sexual como enunciado fundamental de la libertad plena de las personas.
Usted mi querido lector que me sigue en cada edición de Visión Z se preguntará, por qué María Eugenia nuevamente con la perorata de siempre….
La razón es muy sencilla. Siento preocupación e indignación ante la corrupción de gente infiltrada en este proceso político, proceso que es de todos quienes soñamos con una Bolivia progresista, llena de ilusiones de esperanza y de transformación, encarrilada a la industrialización, una Bolivia que irrumpe victoriosa y con un salto de 40 años hacia adelante…Ciertamente lo estamos logrando, hoy estamos en el centro de la mirada del mundo. Bolivia hoy, amada, respetada y admirada…..
Con mucha alegría advierto que dentro del MAS-IPSP, hay militantes con esos principios y que están comprometidos con este proceso político de cambio en Bolivia y que están dispuestos a poner la piel y el cuerpo para seguir adelante en la lucha por la vida, la libertad y la dignidad.
Pero con mucha tristeza e impotencia, también advierto que hay infectados de toda laya, hay oportunistas infiltrados, esa gente asquerosa que ingresa sólo para buscar progreso político a cualquier costo, y esa factura se la pasan al gobierno de la cual se alimenta la oposición como detritos social que luego llevan a todos las esquinas de TV anunciando las malas nuevas.
Ese es su alimento de la clase política conservadora, logran insumos que generan los infiltrados, los invitados, los desmarcados, los resentidos, los que operan tras las redes sociales como incognitos cobardes y que pasaron ya por las esferas políticas del gobierno…..
Ah¡¡¡ y me olvidaba de los otros, de esos pseudo izquierdosos, a esos que se les cayó su careta de “disque” socialistas para mostrar su faceta fascista y que anuncian su alejamiento porque dicen que el MAS-IPSP está encaminado a la derrota…en el fondo son la misma vaina similar a los otros, con intereses individualistas y mezquinos, como no concretaron su caprichito, ahora se convierten en los detractores letales…

Cómo separar la paja del trigo
Efectivamente, no existe organización política, movimientos sociales, un gobierno relevante como el de Bolivia que no sea objeto de infiltración por parte de las prestaciones de inteligencia y agencias de seguridad imperial y ramas anexas. La razón objetiva de estos, es controlar para cambiar el rumbo de sucesos políticos, económicos, sociales y culturales conforme a sus necesidades.
Hay infinidad de ejemplos que incluso nos llegan a sorprender por su entramado y fin que persiguen a cualquier costo. Desde magnicidios (en el caso de boliviano), intentos de golpes de Estado, guerra sucia en campañas electorales, atentados terroristas como lo vivido en 2008 en Bolivia, hasta el financiamiento de grupos religiosos y ambientalistas de la mano de las ONGs, la utilización hasta de los grupos disidentes y con ellos los partidos de oposición, para imposibilitar una gestión de gobierno y desacreditar a altos dirigentes. A todo precio estos infiltrados llevan adelante su libreta establecida para dar cumplimiento a la agenda impuesta por el establishment.
Ahora la pregunta es: cómo detectamos a estos sujetos infiltrados, advenedizos y corruptos?
Cómo detectar al enemigo y conocerlo para combatirlo?
Si aceptan mi humilde opinión….
Considero que antes de permitirles ingresar a las filas como militantes, tienen que investigar su pasado político.
Y si ya están dentro, tienen que pagar derecho de piso, ¿no es verdad? es que es inadmisible que entren directo a ocupar cargos políticos, y de esos hay muchos.
Antes de otorgarles un cargo político-porque ese es su fin supremo de estas amebas- tienen la obligación y la necesidad terapéutica de investigar hasta su curriculum viditay como hacen las entidades financieras, caso contrario no tienen acceso a crédito. En este caso no tendrían crédito político.
Finalmente, los elegidos tienen que ser a prueba de fuego, para defender incluso con la vida un proyecto político. De momento hay que deshacerse de toda esa lacra de advenedizos que los tienen a la vista…todo lo demás es hacerse la paja….
En el próximo número de Visión Z, nuestra compañera Dolores Arce de Cochabamba tiene ya en agenda, entrevistas con altos dirigentes del MAS-IPSP para abordar este tema.

María Eugenia Claros Bravo
Directora Periódico Visión Z
Santa Cruz-Bolivia