La necesidad de ajustes organizativos se desarrolla en Venezuela

La especulación, la corrupción y la inseguridad, el enemigo a derrotar.
Luego de la aprobación de la enmienda el presidente de Venezuela Hugo Chávez llama al Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y a los ministros y gobiernos regionales y municipales a gobernar, argumentando que ahora es cuando dejamos las campañas electorales, para ejecutar los cambios necesarios en la construcción del modelo socialista venezolano.

Para alcanzar estos objetivos el mandatario venezolano comenzó a realizar varios ajustes, en la economía, el tema del abastecimiento y los precios; en los puertos y aeropuertos, la intervención directa del gobierno para combatir las mafias y el narcotráfico; así como llamó a asumir la inseguridad y la delincuencia como un problema a resolver por la sociedad en su conjunto.

Para lograr estos objetivos, la Asamblea Nacional (AN) aprobó la reforma a la Ley Orgánica de Descentralización, Delimitación y Transferencia de Competencias del Poder Público. El proyecto de reforma presentado por la Comisión de Política Interior establece en el Artículo 7 que “es competencia de los estados, en coordinación con el Ejecutivo, la conservación, administración y aprovechamiento de carreteras y autopistas nacionales, puertos y aeropuertos de uso comercial”.

Entre tanto, el Artículo 8 expresa que el Ejecutivo Nacional podrá revertir, conforme al ordenamiento jurídico, la transferencia de las competencias concedidas a los estados para la conservación, administración y aprovechamiento de carreteras, puertos y aeropuertos comerciales.

En cuanto a la reforma al Artículo 9, quedó de la siguiente manera: “El Ejecutivo, por órgano del Presidente de la República en Consejo de Ministros, podrá decretar la intervención de bienes y prestaciones de servicios de carreteras, puertos y aeropuertos en el supuesto de deficiencia en la prestación de servicios por parte de los estados”.

La aprobación de esta Ley generó nueva polémica con la oposición

Durante el debate, los voceros de la oposición rechazaron la reforma a la Ley, argumentando que la misma va contra la descentralización, y que afecta a los gobernadores de los estados, creando una mayor centralización en el gobierno nacional. En ese marco de argumentos surge la decisión del presidente Chávez que ordenó a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) tomar la próxima semana los puertos de Maracaibo, estado Zulia, y Puerto Cabello, estado Carabobo, decisión ajustada a la nueva Ley.

Sin embargo esta decisión ha sido resistida por los gobernadores de estos estados Pablo Pérez y Enrique Fernando Salas. Ambos mandatarios adujeron inconstitucionalidad, y argumentaron que realizarían acciones contra esta medida, que deja a sus regiones sin el control de sus puertos y sus ingresos.

Los diputados del PSUV en la AN defienden la Ley

El jefe del grupo parlamentario del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), diputado Mario Isea, declaró que: “vamos a defender el derecho de acceso a los bienes públicos esenciales de todos los venezolanos”. A lo que agregó que “El Gobierno tiene la potestad y puede intervenir de manera temporal o permanente para garantizar un servicio público esencial, bien sea puertos, aeropuertos o carreteras, transporte marítimo, fluvial, aéreo, espacial o aeronáutico”.

Por su parte, el diputado Carlos Escarrá del PSUV manifestó que “la propuesta de reforma busca regular la competencia y la potestad de reasumir determinadas atribuciones de rescate o competencias que hayan sido transferidas”. Aseverando que “está en juego la soberanía, el derecho a la vida, la seguridad de la ciudadanía. Creo por tanto que hay razones de sobra para aprobar esta reforma a la Ley de Descentralización”.

Lucha contra precios especulativos y el desabastecimiento

Recientes declaraciones del ministro del Poder Popular para la Economía y Finanzas, Alí Rodríguez Araque, advierten claramente los objetivos de esta nueva etapa del proceso bolivariano al afirmar que “El Gobierno Nacional no tolerará el incremento artificial de los precios que algunos sectores pretenden efectuar en ciertos rubros alimentarios”.

Esta aseveración del ministro Rodríguez se sustenta en referencia al desabastecimiento forzado e inducido del arroz que la empresa privada está intentando imponer, así como el sobreprecio en algunas presentaciones específicas y saborizadas que han venido a sustituir al tradicional grano en los anaqueles. Sobre el cual preciso que “El año pasado tuvimos excedencia en la producción de arroz y este año vamos por el mismo camino, así que no hay absolutamente ninguna justificación para que se produzca escasez artificial”, sostuvo.

Como parte de sus declaraciones advirtió que “cualquier mecanismo dirigido a generar acaparamiento o encarecimiento del producto será sancionado severamente por las autoridades correspondientes. Agregó que “El principal interés de estas acciones capitalistas no es la ganancia razonable sino la ganancia máxima y exagerada, por encima del padecimiento del pueblo, conducta que no es tolerable ni legal ni moralmente”.

La lucha contra el crimen, prioridad en Venezuela

El Presidente se refirió a los problemas de inseguridad, donde “asumió el compromiso de actuar con mano dura para extirpar este flagelo. Afirmando que “Tenemos que asumir con mayor rigor la lucha contra la inseguridad. Yo me pongo al frente con el ministro del Interior y Justicia y el vicepresidente, y con el pueblo, y pido apoyo de todos”.

Afirmando el mandatario venezolano que hay que “depurar la policía y crear nuevos cuerpos policiales. La Guardia Nacional a la calle junto al pueblo. Tenemos que golpear el crimen, sobre todo el crimen organizado, los asaltos, los secuestros, el sicariato, los atracos. Es un compromiso que yo asumo ante todo el país para devolverle la tranquilidad a la familia, a las mujeres, a los jóvenes y hombres de Venezuela”.

Manifestando por ultimo el presidente Chávez que “me comprometo y quiero comprometerlos a todos a luchar contra la corrupción y a sanear la sociedad. La corrupción es un mal heredado como un cáncer; tengamos moral socialista. Nosotros los que estamos al frente del Gobierno no llegamos para hacernos ricos. El gobernante debe darse por entero al servicio del pueblo y luchar contra el enriquecimiento ilícito y las desviaciones del presupuesto”.

diegojolivera@gmail.com