El poder de la desinformación

No hay duda. En el mundo de hoy hablar de las noticias falsas, son prácticas cotidianas. La concentración de los poderes económicos que administran grandes corporaciones de medios de prensa, son un riesgo. Sobre este tema y otras relacionadas con la manipulación de las informaciones por los medios de comunicación, habló el periodista boliviano, Jaime Padilla, en una conferencia organizada por el Foro Latinoamericano de la ciudad sueca de Växjö, el pasado 30 de septiembre.

Jaime Padilla, es integrante del equipo de redacción del semanario Liberación, para hispanohablantes en Suecia y países de Escandinavia, que se edita desde hace 36 años. Además es fundador del portal alternativo de información Suramericapress, que al cumplirse 10 años de presencia en la red de internet, ofreció en Malmö el pasado 29 de septiembre en una primera charla en torno a la inseguridad mundial impuestas por las corporaciones digitales, que eligen, producen y disponen cuales serán los contenidos a ser propagas por la red e internet.

¿Cómo nos informamos?
En el concreto caso, de qué manera nos informamos los latinoamericanos en Suecia, es -según una ligera ronda de consulta en el auditorio- muy limitados los medios de acceso a la información, comienza señalando.
Según el periodista Padilla “La radio y televisión estatales, tienen espacios informativos que no sobrepasan los 7 minutos en radio y 25 en los dos principales canales. No dedican espacios a las informaciones provenientes de países latinoamericanos. Solo en cuestiones de política o sucesos de grandes consecuencias. Se advierten también la repetición de las noticias, durante el día”.
“Muchos personas están conectados a canales latinoamericanas de televisión por cable”, agrega al tiempo de nombrar que el internet, siendo un medio de acceso a una gran variedad de informaciones, se elige mal y se opta con frecuencia a las redes sociales.
“Así para los medios de comunicación globalizados, nos convertimos en excelentes receptores, (consumidores en masa) de la red ancha y monstruosa de la desinformación” dijo.

Las redes sociales
“Hoy en día son las más efectivas para la desinformación. Millones de personas las utilizan cada día para compartir noticias, su vida personal, propagar ideas u opiniones. En Facebook -en fracción de segundos- se comparten noticias. Hay mecanismos profesionales que digitan informaciones inexactas, porque obedecen a proyectos políticos, económicos o religiosos”, prosigue.
“En este mundo de la informática - explica- el internet y las redes sociales en los últimos 5 años han cobrado tanta importancia que somos ya dependientes, del uso de los elementos electrónicos, que han saturado el mercado mundial. Es cierto también que a través de las redes sociales, se está creando un mecanismo nuevo de denuncia. si se sabe utilizar”.
Asimismo Jaime Padilla identifica a la televisión, cine, radio y prensa en papel, su estrecha vinculación a círculos exclusivos del poder político. “Estos medios de comunicación manipulan a las sociedades, para lograr que la población asuma decisiones contrarias a sus propios interés”, subrayó.
“Los medios latinoamericanos de prensa, han optado por regla general, publicar noticias distorsionadas suministradas por las agencias de informaciones. A la misma vez desarrollan tácticas mal aplicadas de mentiras, calumnias y provocación social contra gobernantes que no gozan de su aprobación y simpatía”. El periodista Padilla todavía va más allá en su señalamiento: “la cadena estadounidense de televisión CNN, en varias ocasiones ha sido acusada de manipular la información que ofrece al público”.

En efecto el gobierno del presidente venezolano Nicolás Maduro, en febrero de este año, expulsó de su país a la CNN, asociada a la campaña de desestabilización, amañada por la oposición ultraderechista. Situaciones similares, se experimentan en Argentina, Bolivia, Chile, Ecuador y otros países donde la fórmula de la desinformación, es “encender la mecha ” del descontento, sin importar cuál sea la razón, la consigna es: “rechazar”.
“¿Por qué?, pregunta Padilla. “En nuestros países, la prensa, tenía el poder real en su manos, y sienten hoy -por citar Venezuela, Ecuador, Argentina y Bolivia- no solo están perdiendo ese poder económico, el poder político, el poder institucional y judicial, sino están perdiendo la fuente de generación de su poder, por eso han convertido a sus medios en una plataforma política. En los países gobernados hoy por partidos de la derecha, la prensa aliada muestra un país modelo y económicamente próspero. Para un solo ejemplo podemos hojear los titulares de el diario argentino El Clarín. Así de involucrada esta hoy la prensa, y pregonan la libertad de prensa, cuando en nombre de ella tergiversan la realidad.

“Entendamos hoy lo que está sucediendo en Siria” dijo el colega Padilla al repasar que en el 2011, se inicio la propagación de noticias internacionales para advertir en escenarios internacionales de una posible agresión en contra del país. Las factorías erigidas en Estados Unidos para la desinformación operan bajo la tutelaje de las norteamericanas CIA y el Pentágono, involucrando a su vez a los gobernantes de Turquía, Jordania y Chipre. Han contratado y preparado periodistas y intelectuales para propagar la noticia “mentira”, fiel a sus objetivos para confundir a la opinión pública mundial.
“Esto ha desembocado en un conflicto de alcance internacional donde la lucha contra los terroristas se entremezcla con el conflicto de intereses de varios países extranjeros, incluidas las dos mayores potencias nucleares, y las consecuencias que se conocen hoy, son desastrosas y dramáticas. Una conspiración manipulada por la gran prensa, en complicidad de los poderes políticos de las trans-nacionales del petróleo, o viceversa.

Prensa alternativa
Jaime Padilla en su disertación ha puesto énfasis en la misión que cumple la prensa alternativa. “Según analistas latinoamericanos, sobre la vigencia y significado de la prensa alternativa, es un canal que ofrece una propuesta diferente a la dominante. Es más, en muchos países los boletines impresos, diarios o revistas, programas de radio, generalizando radios comunitarias, los portales digitales de noticias “crean oxígeno para la democracia”, y se pone al frente de los grandes que mienten”, dijo.

Una de las características de la prensa alternativa es que no reciben publicidad, ni genera ganancias. La designación de “prensa alternativa” surgió a finales de los años 60 para identificar a los medios de comunicación no dependientes de los esquemas de financiamiento tradicionales, como los grandes anunciantes privados o estatales.

Semanario Liberación
El periodista Jaime Padilla nombró también al semanario Liberación. “Quizá -en Suecia- en el seno de la familia latinoamericana, sea el único e importante medio de prensa alternativa, que desde 1981, se edita entregando a sus suscriptores un material cuidadosamente seleccionado y otras noticias enviadas por sus corresponsales propios acreditados en Venezuela, Chile, Argentina y Bolivia», dijo.
“Debemos confiar en el futuro -reflexiono el periodista- en 36 años muchas cosas han cambiado en nuestro continente, algunas para bien y otras para mal. A principios de este nuevo siglo, los movimientos populares y las organizaciones de Izquierda lograron hacer retroceder a las propuestas neoliberales y establecer en varios gobiernos progresistas en la región. Desde entonces hasta ahora, esos gobiernos lograron reducir la pobreza y la indigencia en forma significativa, lograr un crecimiento de la economía al mismo tiempo que se mejoraba la distribución de la riqueza. Miles de niños y jóvenes lograron acceder a la educación y la atención sanitaria se extendió también significativamente”.

Como no podía ser de otra manera se refirió en este mismo marco a Suramericapress, el portal alternativo de noticias fundado por él, en el 2007, juntamente con el colega periodista uruguayo Ricardo Daher, medio que a la fecha suma más de 14 millones de visitas.
Al tiempo de agradecer a los organizadores y público asistente a la actividad preparada por el Foro Latinoamericano de Växjö, Padilla exhortó: “estamos hoy frente a una tarea en la que todos, colaboradores y lectores, debemos asumir para seguir trabajando en la confección de un mundo más justo y solidario”.

Suramericapress