En las barbas de Rajoy

Cataluña cantaba independencia mientras atacaba a Venezuela

Pero que recontra estúpido y ensoberbecido ha sido el majadero de Mariano Rajoy, que mientras éste estaba en esa obsesionada ofensiva internacional contra el gobierno de Nicolás Maduro, Cataluña si hacer alarde de la altanería que hizo Rajoy contra Venezuela preparaba su independencia del reino de España.

La verdad es que hasta cierto punto no simpatizo con los procesos independentistas, en razón que en Bolivia, estos se convirtieron en una conjura contra la Unidad Nacional e Integridad territorial; y no sólo en Bolivia sino en los países antiimperialistas como Venezuela y Ecuador, que siendo las regiones más ricas en recursos, se impulsaron estos procesos independentistas.

Estos son los casos, ya sea Zulia, Cojedes en Venezuela. O la Media Luna en Bolivia. O Guayaquil en Ecuador.

En el caso de Cataluña debo reconocer que no estoy interiorizado de su proceso independista, pero siendo aún España una monarquía; por más representativa que esta sea, se esperaba que alguna de las regiones anexadas antiguamente por el peso del poder de la corona alzaran su voz. Es en ese sentido que España es un espurio Estado que se ha republicanizado después de la abusiva anexión de regiones como la catalana.

Claro que será entre los catalanes y los españoles que deberá definirse como acaba este disgregador desencuentro. Desde ya para Rajoy será muy difícil aplicar el 155, pues o tendría que encerrar a millones de catalanes, o convertirse en un genocida.

Y es que el estúpido de Rajoy no se dio cuenta que cuanto más agresivo se enfilaba para hacer estallar Venezuela, en sus barbas Cataluña lo sorprendía con el soberano soponcio de su Independencia. Y ahora miremos cómo anda Venezuela y España. Venezuela pacificada y enrumbada a reconstruir una patria unida -aunque no hay que bajar la guardia con que los gobernadores quieran dar un golpe separatista en el arco minero petrolero-; en cambio España está en ascuas por la declaratoria independentista de Cataluña.

Todo lo que se hace se paga, podríamos decir; y en hora buena que esa fascista factura le haya llegado rabiosa de Rajoy que atacaba a Venezuela, y hoy los tiene a los catalanes, como las guarimbas. Qué patética paradoja para el pasmarote de Rajoy.

prudenprusiano@gmail.com

Publicación Barómetro