BOLIVIA-MAR

Bolivia considera grave ofensa de Chile prohibir que el papa Francisco hable sobre demanda marítima

El presidente de Bolivia, Evo Morales, consideró el miércoles una “grave ofensa” de Chile prohibir al papa Francisco hablar sobre el centenario diferendo marítimo entre ambos países, que se generó tras una invasión a las costas bolivianas sobre el océano Pacífico a fines del siglo XIX.

El pontífice tiene previsto visitar Chile en enero del próximo año y el embajador de ese país en el Vaticano pidió no referirse sobre ese asunto.

“Prohibir callar al hermano Francisco es grave ofensa contra el Papa de los pobres. La oligarquía chilena acostumbrada a mandar a callar”, escribió el mandatario en su cuenta en Twitter.

En 1825 Bolivia nació a la vida independiente con una costa de 400 km lineales sobre el océano Pacífico; 54 años después, en 1879, Chile invadió y ocupó por la fuerza el territorio del departamento boliviano del Litoral.

El 2013, Bolivia sentó a Chile ante la Corte Internacional de Justicia, donde reclama una salida al mar con soberanía.

El 2015, el papa Francisco durante su visita a La Paz consideró que “el diálogo es indispensable” entre Bolivia y Chile, y abogó por soluciones “compartidas, razonables, equitativas y duraderas” tras reconocer que el anhelo boliviano es justo.

“Chile quiere callar al hermano Papa Francisco, pero no callará a 48 presidentes y 45 personalidades chilenas que respaldan #MarParaBolivia”, remarcó Morales en otro tuit.

ABI