Eapaña-Cataluña

El juez decreta libertad bajo fianza para republicanos independentistas

Mientras los inculpados declaraban ante el juez, el presidente en el exilio Carles Puigdemont anunció desde Bruselas “la creación de un gobierno republicano”

El juez Pablo Llarena decretó el jueves prisión eludible bajo fianza para la presidenta del parlamento catalán y los cuatro miembros de la Mesa que están siendo investigados por los delitos de rebelión y malversación. Todo parece indicar que “la benevolencia” del magistrado está dirigida a desactivar las tensiones en Cataluña y dar un respiro al Gobierno de Rajoy.

Carme Forcadell durmió esa noche en la cárcel de Alcalá Meco (Madrid) y regresó a casa el viernes tras pagar la fianza de 150.000 euros que le impuso el juez. Los independentistas que la acompañaban Lluís Guinó; Anna Simó; Ramona Barrufet y Luís Corominas fueron puestos en libertad condicional. Deberán pagar una fianza de 25.000 euros en el plazo de una semana.

Carme Forcadell

La Asamblea Nacional Catalana (ANC) se encargará de pagar la fianza de esos investigados, tal y como hizo en el caso de Carme Forcadell.

Por su parte, Josep Nuet, otro de los imputados, fue puesto en libertad sin medidas cautelares por su “baja implicación” en El Procés que desembocó en la Declaración Unilateral de Independencia (DUI) del pasado 27 de octubre.

En la noche del jueves, en su ruta del tribunal a la cárcel, Forcadell publicó un twitter en el que da “muchas gracias a todos y a todas por el apoyo y el cariño” recibido durante el proceso judicial.

Carmen Forcadell alegó en su defensa que “la declaración de independencia se realizó de forma simbólica” y que a partir de ahora “acatará el cumplimiento del artículo 155”, que concede temporalmente el Gobierno de Cataluña a la vicepresidenta Soraya S. De Santamaría, considerada la mano “derecha” (en todos los sentidos) de Rajoy.

Mientras los inculpados declaraban ante el juez, el presidente en el exilio Carles Puigdemont anunció desde Bruselas “la creación de un gobierno republicano” y pronosticaba que “las elecciones del 21-D serán un nuevo referéndum sobre la independencia de Cataluña”.

El juicio del jueves – que se prolongó durante catorce horas- contrasta con el que se siguió el pasado 2 de noviembre contra el ex vicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras y los siete ex consellers que fueron enviados a prisión en una vista relámpago en clara situación de indefensión. A ellos se les dio sólo un plazo de tres horas para preparar su defensa, en contraste con la semana que se concedió a La Mesa.

Amnistía Internacional, por su parte, ha declarado que no se pueden considerar “presos políticos ni presos de conciencia” a los condenados a prisión por su participación en la DUI, pero subrayó que deberían estar en libertad al no haber proporcionalidad entre el castigo y el supuesto delito.

Y vuelve a cantar Quiquiriquí el Noble Gallo Beneventano para decir que en España sigue habiendo sequía, mucha sequía de diálogo, y que el franquismo está mal enterrado.

http://www.nilo-homerico.es/