La guerra y el armamentismo es parte de la doctrina Trump

La manipulación financiera en EEUU

El capitalismo sea transformado en una máquina de malversaciones, EEUU se ha transformado en un paraíso fiscal, para esconder los capitales y encubrir la falta del pago de impuestos a la mayoría de los presidentes y magnates, entre ellos el actual mandatario Donald Trump, que ha logrado manipular sus ingresos, a través de una red de Edificios y empresas en el exterior, para poder controlar sus riquezas. Ahora el mandatario estadounidense, acusa a otras naciones como China, Rusia, Japón, como la comunidad europea, como países que agreden económicamente a las empresas de EEUU, según el presidente bipolar para frenar, a las grandes trasnacionales.

En ese sentido nos parece importante señalar, una publicación de ABC color de Paraguay, donde se muestra las manipulaciones financieras, señalamos parte de este artículo:
Aseverando que existe la filtración de datos más grande de la historia
Los documentos filtrados muestran cuán profundamente se entrelaza el sistema financiero offshore con los mundos superpuestos de los actores políticos, la riqueza privada y los gigantes corporativos y otras compañías globales que evitan pagar impuestos.
La gran promesa de los paraísos fiscales es el secreto: los entornos offshore facilitan la creación de empresas que son difíciles o imposibles de rastrear hasta sus propietarios. Si bien tener una entidad offshore a menudo es legal, el secreto incorporado atrae a lavadores de dinero, narcotraficantes, cleptócratas y otros que quieren operar en las sombras. Las empresas offshore, a menudo un simple “caparazón” sin empleados ni espacio de oficinas, también se utilizan en complejas estructuras de evasión fiscal que drenan miles de millones de las tesorerías nacionales.
La industria offshore “empobrece a los pobres” y “profundiza la desigual distribución de la riqueza”, dijo Brooke Harrington, gestora de riqueza certificada y profesora del Copenhagen Business School, autora de “Capital sin fronteras: gestores de riqueza y el uno por ciento”.
“Hay un pequeño grupo de personas que no están sujetas a las leyes como el resto de nosotros, y eso tiene un propósito”, dijo Harrington. Estas personas “viven el sueño” de disfrutar “los beneficios de la sociedad sin estar sujetos a ninguna de sus limitaciones”.
Los registros expanden significativamente las revelaciones producidas por la filtración de documentos offshore que generó la investigación de los Panama Papers en 2016 por parte del ICIJ y sus medios asociados. Los nuevos archivos arrojan luz sobre un conjunto diferente de paraísos isleños no explorados, incluidos algunos con reputaciones más limpias y servicios más costosos, como Bermuda y las Islas Caimán.
Las revelaciones más detalladas surgen de décadas de registros corporativos de la firma de abogados offshore Appleby y el proveedor de servicios corporativos Estera, dos empresas que operaron juntas bajo el nombre Appleby hasta que Estera se independizó en 2016.

Nuevas revelaciones muestran la trama de los multimillonarios
Personas ricas de todo el espectro político usan el sistema offshore.
Los archivos revelan que Stephen Bronfman, asesor y amigo cercano del primer ministro canadiense Justin Trudeau, se asoció con Leo Kolber, otro seguidor incondicional del partido liberal y ex miembro del Senado de Canadá, y el hijo de Kolber, para mover en silencio millones de dólares a un fideicomiso en Cayman. Las maniobras offshore pueden haber evitado pagar impuestos en Canadá, Estados Unidos e Israel, de acuerdo con expertos que revisaron algunos de los más de 3,000 archivos que detallan las actividades del fideicomiso.
A medida que las riquezas offshore fueron creciendo, los abogados de Bronfman, los Kolbers y otros grupos acaudalados presionaron al Parlamento de Canadá para que luchara contra las propuestas legislativas que buscaban gravar los ingresos de los fideicomisos offshore.
Bronfman sigue siendo un recaudador de fondos clave para Trudeau, quien ha defendido una mayor apertura del gobierno y prometió una ofensiva contra la evasión de impuestos en las jurisdicciones offshore. En setiembre, Trudeau dijo a la Asamblea General de las Naciones Unidas: “En este momento, tenemos un sistema que alienta a los canadienses adinerados a usar corporaciones privadas para pagar una tasa impositiva más baja que los canadienses de clase media. Eso no es justo y lo arreglaremos”.
Los abogados de Kolber dijeron en una carta a CBC, socio de ICIJ, que “ninguna de las transacciones o entidades en cuestión se efectuaron o establecieron para evadir o incluso evitar impuestos”. Agregaron que los fideicomisos “siempre estuvieron en total conformidad con todas las leyes y requisitos aplicables”, y dijeron que Stephen Bronfman no proporcionaría más comentarios. (Fin de la nota)
Esta realidad muestra el uso de los mecanismos fraudulentos, para esconder los millonarios en paraísos fiscales, sus capitales y evadir el pago de impuestos, como lo hacen los multimillonarios y el lavado de dólares de la ganancias del narcotráfico, como venta de armas ilícitas e terrorista, como grandes negocios con Arabia Saudita, controlada por EEUU y sus satélites en el mundo, para lavar la cara de un robo global de las necesidades de la grandes mayoría de la humanidad, que vive en la pobreza crítica.

La guerra y el armamentismo es parte de la doctrina Trump

En esta segunda parte nos pareció importante señalar, que no solo la riqueza viene de grandes trasnacionales, sino la base de EEUU se sustenta en la guerra, como ingresos multimillonarios, en el denominado Complejo Militar Industrial “CMI”, quien vende armas a poderosas naciones, para crear la guerra imperialista, como actualmente se desarrolla en Siria, Iraq, Afganistán, Yemen, apoyando y armando a grupos terroristas, como el estado Islamico, el Dahes, como Al Qaeda herencia de la familia Ben Laden, y el terrorista que actuó en una guerra criminal en Afganistán, para apropiarse de la producción de amapola y el opio.
Estos hechos son parte de una guerra global, que con la actual presidencia de la denominada supremacía blanca, como lo ha manifestado Trump y sus grupos del KukuClan heredados por sus padres, fanáticos del racismo, ahora esa mentalidad fascista y terrorista, viaja por el mundo atacando a las naciones e imponiendo sanciones económicas y usa el Departamento del Tesoro de EEUU, como un poder supremo a nivel mundial, ahora en sus gira en Asia, visita a Japón, Corea del Sur, criticándolos por influir en la economía estadounidense, lo que muestra que no son acuerdos bilaterales, sino imponer la hegemonía del nuevo modelo hitleriano.
Para Trump la sociedad humana es irrelevante, las muertes de sus ejércitos por el mundo, son efectos colaterales del expansionismo de EEUU, la destrucción de Iraq y Siria, con millones de muertos, no son un problema para el Complejo Militar, que con sus empresas de mercenarios y los acuerdos con el Eli, son para controlar la reservas mundiales de petróleo, el narcotráfico manipulado por la DEA, los acuerdos con los cartel de Colombia y la burguesía de esta nación, son entre otros, parte del terrorismo y los crímenes de EEUU.

diegojolivera@gmail.com
Publicación Barómetro