Bélgica Cataluña

Juez belga pospone hasta el 4 de diciembre el dictámen sobre la euroorden de extradición del “Gobierno catalán en el exilio”

Javier Cortines    17.Nov.2017    Mundo

Sus abogados defensores se opusieron a la euroorden alegando (según ya se había adelantado) “falta de garantías de un juicio justo” en España y el riesgo de que sus clientes sean sometidos, asimismo, a un “juicio político”.

El juez belga que sigue el caso del ex president Carles Puigdemont y los cuatro ex consellers que le acompañan “en el exilio” declinó hoy tomar una decisión sobre la euroorden de extradición emitida por la magistrada Carme Lamela el pasado 3 de noviembre.

“El caso continuará el 4 de diciembre. Aún no se ha decidido nada”, se limitó a decir Paul Bekaert, el principal abogado de Puigdemont, a la salida de la Corte de Bruxelas donde se celebró la vista del juicio.

En la sesión de este viernes, celebrada a puerta cerrada, el fiscal pidió la ejecución de la orden de extradición contra Puigdemont y los ex consellers Antoni Comín, Clara Ponsati, Lluís Puig y Merixell Serret, acusados por España de los delitos de rebelión, sedición y malversación.

Sus abogados defensores se opusieron a la euroorden alegando (según ya se había adelantado) “falta de garantías de un juicio justo” en España y el riesgo de que sus clientes sean sometidos, asimismo, a un “juicio político”.

Dentro del hermetismo de la vista de hoy se prohibió a las partes hacer declaraciones explícitas sobre otros argumentos esgrimidos por la fiscalía y la defensa belgas.

Paul Bekaert ha declarado repetidas veces que agotará todas las vías legales para hallar una salida a los inculpados, por lo que el proceso, teniendo en cuenta la ley belga, podría alargarse otros 90 días, es decir, hasta ya entrado el 2018.

Carles Puigdemont y Jordi Sánchez (ex presidente de la ANC), actualmente en prisión, encabezarán la lista de Junts per Catalunya en las elecciones prevista para el próximo 21 de diciembre.

Aunque Rajoy ha pedido a los investigados que se retiren de la vida política, “ya que han mentido” con alevosía y premeditación, los líderes independentistas han decidido “una pausa estratégica” y esperar, el tiempo que sea necesario, para encender de nuevo los motores de la República Catalana.

Y vuelve a cantar Quiquiriquí el Noble Gallo Beneventano para anunciar que el 21-D se espera una pugna entre Manolo Escobar (escogido como tótem por el PP) y sus satánicas majestades (The Rolling Stones), es decir, el alter ego de los soberanistas que atentan contra el orden establecido.

http://www.nilo-homerico.es/