Enviar por e-mail el artículo

La lucha está planteada


Gustavo Espinoza M. :: 10.01.18

Finalmente, el pasado 4 de enero, el Genocida de Barbadillo, Alberto Fujimori, abandonó la Clínica Japonesa donde se hallaba internado desde el 21 de diciembre; y, rigurosamente escoltado y protegido por centenares de efectivos policiales, se instaló en una lujosa residencia de La Molina, que lo albergará temporalmente: deberá viajar a Tokio pronto, para “mover” sus cuentas, derivadas de los 6 mil millones de dólares que se robó impunemente.


Su Nombre:
Su email:
(no obligatorio)

E-mail del destinatario: