Palestina Resistencia

Ahed Tamimi, símbolo de la resistencia palestina, será juzgada el 31 de enero

Javier Cortines    22.Ene.2018    Mundo

¿Por qué es tan peligrosa esta joven de 16 años? ¿Porque sus vídeos insultando a los soldados israelíes se han hecho virales en todo el mundo? ¿Porque anima a su pueblo a levantarse contra la ocupación de Palestina? Ahed es, ante todo, una lideresa carismática cuyos mensajes llegan a los cinco continentes, sobre todo a la gente con “conciencia social”

Un tribunal militar, conocido por su implacabilidad, juzgará a la adolescente palestina Ahed Tamimi el próximo 31 de enero. La chica, de 16 años de edad, vive una situación desesperada y, según fuentes cercanas al caso, podría ser condenada a una pena de hasta catorce años de cárcel. Los optimistas creen que el juez “se ablandará” y la dejará en libertad.

Pero ¿Por qué es tan peligrosa esta joven de 16 años? (cumple 17 años el 31 de enero de 2018). ¿Porque se enfrentó a los soldados israelíes? ¿Porque sus vídeos insultando a los militares se han hecho virales en todo el mundo? ¿Porque anima a su pueblo a levantarse contra la ocupación de Palestina? ¿Porque encabezó la manifestación celebrada en su poblado, Nabil Saleh (Cisjordania ocupada), el pasado 19 de diciembre en contra de la decisión de Donald Trump de reconocer Jerusalén como la capital de Israel? (Los palestinos quieren establecer su capital en Jerusalén Este).

Eso cuenta, pero hay algo más profundo y de hondo calado. Ahed Tamimi es, ante todo, una lideresa carismática, una gran comunicadora que explica con claridad y argumentos sólidos la causa palestina. Su voz, pidiendo justicia, no venganza, ha llegado a todos los rincones de Oriente y Occidente, sobre todo a la gente con “conciencia social”.

Ha sido elegida por los palestinos como su estandarte, ha sido aclamada en Turquía, entre otros países musulmanes, y ha intervenido en foros de gran prestigio internacional. El pasado 26 de septiembre (fue detenida el 19 de diciembre) intervino en el Parlamento Europeo, en una conferencia organizada por los eurodiputados españoles de Izquierda Unida (IU) Angela Vallina y Javier Couso y la organización pro-palestina Unadikum.

Ahed Tamimi en su intervención en el Parlamento Europeo. A su izq. Leila Khaled, símbolo histórico de la resistencia palestina

En la conferencia titulada “El Papel de la Mujer en la Resistencia Popular Palestina”, Ahed fue clara y directa. Sin una pizca de odio en sus palabras, pero con una firmeza heroica, dijo:

La situación en Palestina es inimaginable. Estamos pagando un precio altísimo. El holocausto (del pueblo judío) repercutió en nosotros. La resolución de la causa palestina, no sólo es cosa nuestra, sino que incumbe (por los orígenes del problema) a la comunidad internacional.

Ahed recalcó que “no luchamos contra los judíos, luchamos contra el sionismo que trata de imponerse en nuestras mentes a través de los medios de comunicación (de Occidente). El sionismo también va en contra de los judíos que han mostrado solidaridad con la causa palestina”.

La joven, que en la última comparecencia ante el juez (el pasado miércoles) apareció con las manos esposadas, explicó que “Israel está situada en un territorio geográfico que es de Palestina. Ellos saben que están ocupando un territorio que no es suyo”, matizó.

Asimismo, Ahed comparó la situación de su pueblo con la de Sudáfrica de Nelson Mandela (cuando estaba encarcelado):

En Sudáfrica -arguyó- el pueblo se rebeló contra la dominación de los blancos, contra el racismo. Creo que lo que pasó allí (Ahed visitó ese país para dar otra conferencia) es un ejemplo de lo que nos está ocurriendo a nosotros.

“La peligrosísima” Ahed destacó el papel de la mujer en la lucha contra el sionismo y la ocupación ilegítima. Agregó que “si la mujer es fuerte, el hombre también lo será (…) “La mujer palestina lucha, se resiste, combate, como Leila Khaled (histórica militante del Frente Popular para la Liberación de Palestina, también ponente en la mesa del Parlamento Europeo) que ha sido para mí -dijo- un modelo y un referente”.

Se dice “que detrás de un hombre, hay siempre una mujer”. Tal vez deberíamos decir que “detrás de cada mujer, hay un hombre”, matizó Ahed arrancando los aplausos del público.

Ahed Tamimi comenzó su lucha en 2010, cuando tenía once años. Cada viernes asistía a las protestas que se celebraban en su poblado Nabil Saleh. A esta adolescente (ahora sabréis por qué la temen tanto) le gusta la danza y jugar al fútbol. Ha estudiado inglés en la escuela pero, por timidez, no se atreve a hablarlo en público.

Su sueño, según ha confesado, es estudiar Derecho. Quiere ser abogada para defender -dice- a su familia y a su pueblo.

Y, a pesar de todo eso, la prensa occidental no deja de presentarla como “una pequeña inconformista que arma líos provocando a los soldados israelíes”.

http://www.nilo-homerico.es/