Cataluña

Presidente del Parlamento propone a Puigdemont para presidir Cataluña

El presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, propuso hoy a Carles Puigdemont para dirigir nuevamente la Generalitat, aunque evitó precisar el procedimiento para su investidura.
Tras varios encuentros con los diputados de una Cámara dominada por los independentistas, Torrent señaló que el cesado mandatario es el aspirante con mayor apoyo y la persona que más consenso genera.

‘Soy consciente de la situación personal y judicial de Puigdemont, de la advertencia que pesa sobre él, pero también de su absoluta legitimidad para ser candidato’, afirmó.

Asimismo, indicó que su deber es ‘hacer todo lo posible para asegurar que se exprese libremente la voluntad popular’.

Por otra parte, informó el envío de una carta al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, donde le solicita un encuentro para analizar la situación del Parlament, pues tres de sus miembros continúan encarcelados en Madrid y cinco se encuentran en Bélgica, con peligro de ser arrestados si regresan a este país.

Torrent indicó que lo anterior es una vulneración de los derechos de los parlamentarios y manifestó su voluntad de explorar todas las vías para hallar una solución.

Además, anunció el inicio de los trámites para reunirse con los detenidos: el exvicepresidente de la comunidad autónoma Oriol Junqueras, el exlíder de la Asamblea Nacional Catalana Jordi Sánchez y el exconsejero de Interior Joaquim Forn.

También pretende visitar a los establecidos en Bruselas, entre ellos Puigdemont, quien se trasladó hoy a Dinamarca para un debate universitario, su primer viaje fuera de la nación belga desde octubre.

En espera de la respuesta de Rajoy sobre su misiva, Torrent no comunicó la posible fecha del pleno de investidura del presidente catalán, pero, según lo establecido, debe ser antes de finales de este mes.

Si el candidato no obtiene la mayoría absoluta en el primer debate, deberá convocarse otro dos días después, en el cual tendrá que alcanzar solo una mayoría simple.

En caso de que el gobierno local no quede establecido antes del 2 de abril, se celebrarían nuevas elecciones.

Recientemente, el Gobierno español comunicó que estará pendiente de las decisiones del Parlament y hará todo lo posible para impedir el nombramiento de Puigdemont.

En declaraciones a la prensa, Rajoy aseveró que Madrid continuará aplicando el artículo 155 de la Constitución si se violan los procedimientos establecidos por la ley para designar al dirigente de esa comunidad autónoma.

Mediante ese estatuto, el mandatario justificó la intervención de Cataluña, la destitución de la administración regional, la desintegración del parlamento autonómico y la convocatoria a las elecciones regionales del 21 de diciembre.