Una historia casi tercermundista

Suecia descarta helicópteros nuevos por ser caros para mantener

En 2009 el gobierno sueco compró 18 helicópteros del modelo HN-90, los que recibió recién 9 años más tarde, y de ellos solo 5 totalmente terminados, mientras que el resto se irían completando gradualmente. Ahora las nuevas autoridades de Defensa, decidieron dejarlos en tierra, ya que son muy caros de mantener y cuesta 25 mil dólares cada hora de vuelo.


El anterior gobierno conservador compró 18 helicópteros HN-90 conocidos cambien como “helicóptero 14” destinados al transporte de tropas, vigilancia de mares y o detección y persecución de submarinos.
El jefe de la flota de helicópteros, Jonas Nellsjö comentó que la elección hubiera sido otra si los aparatos se tuvieran que comprar ahora, y de alguna manera justificó a sus antecesores al sostener que no tuvieron demasiadas opciones.
Ahora se buscará que al menos 9 helicópteros, pertrechados para la vigilancia marítima, se mantengan en activo (por temor a una intervención rusa en el mar Báltico) y los restantes destinados al transporte de tropas y equipamientos, permanezcan en tierra y solo se utilicen en casos de extrema necesidad.
El presidente de la comisión de Defensa del parlamento, el cristiano demócrata Mikael Oscarsson, comentó a la televisión estatal que “es una historia catastrofal. Se entregaron 9 años tarde y ahora cuestan tan caro la hora de vuelo que no hay recursos para mantenerlos”.
Los helicópteros NH-90 son fabricados por NHIdustries, una compañía establecida en 1992 e integrada por el Grupo Eurocopter de Alemania y Francia, Agusta de Italia y Stork Fokker Aerospace de los países Bajos.
Hasta ahora nadie se ha planteado realizar una investigación sobre esta compra cara y ahora casi inútil.