Argentina

En Argentina, se cierran decenas de escuelas por escasa matrícula

En Cuba, un solo niño vale más que cualquier “mercado” , existen escuelas con un único alumno. Lo aseguró un argentino que vivió en la Isla, el arquitecto Rodolfo Livingston. Ya en el siglo pasado, en los territorios más apartados de la geografía cubana existían más de 200 escuelas rurales con matrícula de un solo niño que, además de tener un maestro para ese alumno, se cuenta también con iguales recursos que el resto de las instituciones docentes del país.

María Elena Sinclair, metodóloga nacional de la enseñanza primaria en el Ministerio de Educación de Cuba, señaló que esas escuelas contaban con una computadora, un video y un televisor, así como, los software educativos propios de la enseñanza; el alumno estudia con iguales programas que el resto de las escuelas y hasta el más apartado lugar de las montañas llegaron las celdas fotovoltaicas que permitieron electrificar todas las escuelas primarias de la isla y con ello se pudieron utilizar los medios audiovisuales que logran la maravilla de elevar el aprendizaje y la retención de los conocimientos

Les recomiendo leer el libro de este arquitecto argentino, titulado: “Cuba existe, es socialista y no está en coma” porque tiene una importancia definitiva, para comprender cómo es y qué hizo Cuba, en medio de las dificultades, en materia educativa.

Hace años, él se internó en el corazón de la isla, para observar de cerca cada gesto, cada signo, y regresa cargado de noticias y conclusiones sobre uno de los fenómenos más singulares y menos conocidos aún en este siglo.

La vitalidad discursiva del arquitecto Livingston, los numerosos viajes que hizo a este maravilloso país, que es Cuba y el encuentro con gentes de todo tipo, que le permitió husmear en las calles, los hospitales, en asambleas y casas de familia, le permitió enriquecer su mirada profesional sobre el inesperado paisaje urbano, que los cubanos están trabajando y transformando todos los días, como hormigas llenas de imaginación. Y cualquiera sea el destino político de la isla, este libro de Rodolfo Livingston va a perdurar como el testimonio de una experiencia social conmovedora y única en épocas del nuevo orden mundial.

O como dice Emilio Marín, en un artículo anterior de Barómetro Internacional: “En Cuba no hay violencia ni masacres en las Instituciones Educativas en ninguno de sus niveles, como sí existen en EEUU, que tiene acceso libre de armas. Cuba es otra cosa, ya que les ofrece a los escolares, instituciones gratuitas y públicas, habiendo desaparecido el analfabetismo en 1961, a menos de dos años de la revolución. Y pese al bloqueo norteamericano desde 1962 hasta hoy, con las dificultades económicas, que esto le trajo, no se ha cerrado ninguna escuela ni dejado cesante a ningún maestro…” Y a eso, lo sabe el mundo.

Algo que parece no entender la gobernadora de Bs As, María Eugenia Vidal, ni el Ministro de Educación, ni el presidente Macri, que quiere privatizar escuelas, hospitales, jubilaciones, etc. y convertirnos en un número online, es decir en un objeto mudo, que ahorre empleados públicos.
El gobierno de Kirchner, entregó el país al actual gobierno, prácticamente, sin deuda externa y el presidente, Mauricio Macri, en tan sólo dos años lo endeudó como nunca antes. Y resulta que ahora, se cierran escuelas en donde hay pocas matrículas (O sea, en zona de mucha extensión donde las casas están muy distanciadas) condenando al analfabetismo, a niños que no podrán acceder, ahora, a la única escuela que había en el lugar.

Pensar que el “granero del mundo”, no tiene recursos para sostener a esas escuelas, que están funcionando desde hace más de cien años, es algo insostenible y una vergüenza para este gobierno o, mejor dicho, para este desastroso desgobierno.

Y me pregunto, qué harán para educar a nuestros pueblos originarios o para darles salud gratuita, como siempre fue nuestra costumbre. Porque es obvio, que lo único que estos funcionarios actuales proyectan, son obras públicas para beneficiar a una docena de su propio círculo, casi todos ellos dedicados a negocios inmobiliarios y servicios públicos relacionados con empresas constructoras y viales. Por eso se apoderan de sus tierras y persiguen a todo originario, que esté en posesión de un territorio desde hace años y que no tenga papeles que acredite su propiedad, o sea, a todos. Por eso venden todo edificio o terreno del Estado, para hacer obras privadas que beneficien al Círculo de funcionarios corruptos.

Sus funcionarios y Ministros, son casi todos, egresados de escuelas privadas de perfil inglés, algo que, según parece, no ha garantizado que el presidente, hable correctamente, use palabras apropiadas, sepa leer, pensar y ser apto para el cargo.

Por ejemplo, nuestra Constitución adopta para el país, la religión Católica Apostólica Romana, que nos cuesta mucho sostener, económicamente, a los ciudadanos. Sin embargo, nuestro Presidente no sabe persignarse ni rezar un padre nuestro, como lo registran las cámaras televisivas. Tiene ciudadanía inglesa y algunos aseguran, que también china. Pero su educación elitista, no pudo evitar que todo el país se lamentara del discurso presidencial en la Asamblea Legislativa, donde hacía proselitismo vendiéndole a la tribuna internacional, un país totalmente inexistente, tal como él lo describía y que no era el que todos sufrimos a diario, sino que era el Jardín del Edén, con todo solucionado, mientras la gente lo insulta en todas partes, por pretender la instalación de Bases extranjeras en Misiones y en Sur argentino y por el Mega decreto donde deroga cerca de 40 leyes, como si pudiera hacerlo desde el Ejecutivo. Pero, con aval de una Justicia, que no existe.

Tampoco la educación de la vicepresidenta Michetti, evitó que dijera una grosería, una palabrota o insulto futbolero, al dar inicio a las sesiones parlamentarias y que todos escuchamos, por no saber ella, cerrar el micrófono.

El presidente, tampoco honró a los desaparecidos del submarino Ara San Juan, ni a los héroes patrios en las fiestas conmemorativas y dice no conocer el significado de la palabra soberanía. Además, por si esto fuera poco, compra muchas armas para seguir los dictámenes del dúo Imperialista esclavista, que forman EEUU e Inglaterra, que son quienes ejercen, realmente, el poder en mi país, desde hace siglos. Yo pienso, ojalá me equivoque, que están preparando la renuncia del Presidente y de la vice, porque caen en las encuestas y que lo reemplazará en orden sucesorio, Pinedo, que será peor que Macri, pero atraerá los votos de la derecha maléfica que votó a Cambiemos. Pienso que Vidal estaría flojita, para ser candidata.

Pero, por favor, que el mundo no se asuste, porque muchos de los que formamos parte del pueblo, nos educamos en las escuelas y universidades públicas, sabemos hablar, leer, decir la verdad y trabajar con honestidad. Tenemos maestros excelentes y dirigentes que a ellos los defienden. Porque por sobre todas las cosas, amamos a la Argentina.

Barómetro Internacional