Europa

Ha fallecido Jerry Williams, rockero sueco, un gran amigo de Cuba y de las causas nobles en el mundo

Hoy, lunes 26 de marzo, el pueblo sueco despertó ante una noticia que ha conmovido a todo el país. Ha fallecido Erik Fernström, más conocido por su nombre artístico Jerry Williams. Legendario cantante de rock con una vida artística de más de 5 décadas, muy querido por el pueblo sueco.
Pero Jerry fue mucho más que eso, y nosotros lloramos su partida. Ha partido un gran amigo de Cuba, defensor eterno de la Revolución Cubana. Ha partido a otra dimensión. Los que llegamos exiliados a Suecia, víctimas de la persecución política de Pinochet y sus secuaces, encontramos en Jerry Williams un compañero de lucha, con un compromiso a plenitud.

Hijo de padres obreros, trabajó como gásfiter antes de comenzar su carrera artística,. Nunca negó su humilde origen ni tampoco su pertenencia política. Vivió toda su vida como comunista, y nunca cayó en la trampa del eurocomunismo como tantos otros.

A pesar de una vida ajetreada, siempre mantuvo interés por los procesos sociales en América Latina, leyendo y profundizando sus conocimientos. Hoy al ser nombrado en medios de comunicación suecos, no pueden obviar su compromiso con Cuba. La redactora de la sección de cultura del matutino Aftonbladet recordó como en uno de sus conciertos, al terminar de interpretar el último tema, abrió su chaqueta de cuero mostrando una polera con alusión a Cuba. Sin decir palabras, dió una lección de consecuencia ante el público que le aplaudía. Y en el noticiario del canal 2 de televisión mostraron recién fragmento de una entrevista del 2015, donde se le pregunta a Jerry como visualiza su vida de jubilado. La respuesta fue clara y concisa: ”No pienso quedarme en la casa. A menos que sea en un balcón en La Habana”.

Tuvimos la oportunidad de conversar con Jerry cuando al igual que otras personalidades suecas se identificó con la causa de los Cinco Héroes Cubanos y firmó cartas a Obama exigiendo su libertad. Posteriormente nos apoyó en la causa por la libertad de Oscar López Rivera. Jerry condenaba públicamente el bloqueo criminal de EE.UU. a Cuba, y la última vez que conversamos lamentó no disponer del tiempo como para involucrarse en forma más activa en la Asociación sueco-cubana.

Compañero Jerry Williams, seguiremos tu ejemplo y compromiso.

¡Hasta la victoria siempre!

Capítulo Sueco del Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad a los Pueblos