EE.UU.

Caucus negro del Congreso de EE.UU critica comentarios de la Casa Blanca sobre asesinatos de afronorteamericanos

El Caucus Negro del Congreso estadounidense criticó el miércoles a la Casa Blanca por manifestar que las muertes de afronorteamericanos por disparos de policías son cuestiones que deben abordar las autoridades locales.
Durante el habitual encuentro con los medios se le preguntó este miércoles a la secretaria de prensa de la presidencia, Sarah Sanders, sobre la decisión del fiscal general de Luisiana de no presentar cargos contra dos oficiales blancos de la policía de Baton Rouge envueltos en la muerte del afroestadounidense Alton Sterling en 2016.

Sin duda un incidente terrible, manifestó Sanders, quien se refirió al tema como un asunto que debería dejarse en manos de las autoridades locales en este momento.

A la vocera también se le pidió un comentario sobre el reciente asesinato en Sacramento, California, del joven de 22 años Stephon Clark, quien recibió 20 disparos de dos agentes del orden el 18 de marzo pasado.

“Ciertamente, queremos asegurarnos de que todas las fuerzas del orden estén cumpliendo con la letra de la ley. El presidente es muy partidario de la aplicación de la ley”, manifestó la portavoz.

Sin embargo, subrayó que esos casos específicos se dejarán en manos de las autoridades locales para tomar las determinaciones pertinentes, y no para que el gobierno federal las evalúe.

Querida Casa Blanca, tu ignorancia se está mostrando. La brutalidad policial no es un “asunto local”. Es una crisis nacional, escribió el Caucus Negro en su cuenta de Twitter junto a la etiqueta #BlackLivesMatter (Las vidas negras importan).

El movimiento que lleva ese nombre ha realizado varias manifestaciones en Sacramento en protesta por la muerte de Clark, luego de que los dos oficiales que dispararon dijeron creer que portaba un arma de fuego, pero en el lugar solo se encontró un teléfono celular.

Daniel Hahn, el jefe de la Policía de la ciudad de Sacramento, calificó el tiroteo de “una tragedia que nadie quiere ver o experimentar” y dijo que pidió al fiscal general del estado, Xavier Becerra, que realice una investigación independiente sobre lo sucedido.

Según varios estudios, los afronorteamericanos tienen de 2,5 a tres veces más probabilidades de ser asesinados por la policía que las personas blancas.

La población negra representa solo un 13 por ciento del total de habitantes en Estados Unidos, pero a ella corresponde un 25 por ciento de las muertes a manos de agentes del orden.

Prensa Latina