BOLIVIA-CHILE-HISTORIA

Bolivia publica segunda edición de memorias que cuentan la verdad oculta de Canchas Blancas

Bolivia publicó el domingo, a través del Ministerio de Defensa y del periódico estatal Cambio, la segunda edición del libro que recoge las memorias del jefe del Estado Mayor, el coronel Ezequiel Apodaca, y cuentan la verdad oculta sobre el triunfo Boliviano contra Chile en la batalla de Canchas Blancas.

“Los chilenos y los grupos comprometidos en Bolivia pactaron secretamente para hacer desaparecer de la historia la batalla de Canchas Blancas. El botín tomado en Canchas Blancas entró como compra de varias procedencias y así sepultaron la gloria más grande de Bolivia en la guerra del Pacífico”, remarca el texto en su presentación, escrita por el jefe del departamento de Historia del Ejercito, Edmundo Sanabria.

Ese texto muestra documentación comprometedora contra Chile de que podía desatar una guerra por parte de Argentina contra ese país; por eso el gobierno chileno casi de inmediato entró en tratativas con un grupo comprometido en Bolivia para que le entregue esa documentación.

Además, revela el episodio acontecido el 12 de noviembre de 1879, cuando una pequeña unidad del Ejército boliviano, con el apoyo de indígenas, frenó la incursión chilena al sur de Bolivia causando centenares de bajas.

En marzo del año pasado, el Ministerio de Defensa distribuyó gratuitamente unos 7.000 ejemplares de las memorias del coronel boliviano Ezequiel Apodaca: Potosí-Cotagaita-Camino a Canchas Blancas 1879-1880.

La memorias de Apodaca dicen, que unos 25 años antes de la guerra del Pacífico, Chile realizó maniobras geopolíticas contra Argentina para desplazar su influencia en Chuquisaca-Potosí y Tarija para quebrar el tradicional comercio boliviano-argentino de ese entonces.

Para ese cometido, Chile concede grandes facilidades a importadores del Sud de la República, haciendo a la vez, coincidir con el establecimiento de su Central de Inteligencia en la ciudad de Guadalquivir ocasionando con ello desde ese entonces una división política promulgada por su influencia.

Durante el gobierno de Narciso Campero (1880 y 1884) se trató de hacer desaparecer toda huella de la memoria de Apodaca porque se tenía noticias que se revelaron a comienzos de 1881.

La memoria del coronel Apodaca permaneció en muchos lugares y antes de la guerra del Chaco fue traída desde un lugar llamado Pacata a San Lorenzo capital de la provincia Méndez departamento de Tarija.

Estuvo en San Lorenzo en la casa de la señora Concha Bejarano y María Infante quienes guardaban la petaca que contenía con otros papeles el documento del coronel Apodaca y la petaca pertenece a doña Isolina Pantoja, subraya el texto.

ABI