Mundo

Contra la retirada de EEUU del Tratado Nuclear del Grupo 5+1 con Irán

Rebelión    10.May.2018    Opinión

Manifiesto del Foro contra la Guerra Imperialista y la OTAN

-La decisión del Presidente de Los Estados Unidos y de sus chacales de la Secretaría de Defensa -James “Perro Rabioso” Mattis, general retirado de los Marines; de Estado Mike Pompeo ex Director de la CIA; y de la propia CIA en sustitución de Pompeo, Gina Haspel (operativa hasta el momento de la misma Central de Inteligencia)-, de abandonar el Acuerdo del grupo de los G5+1 con Irán, firmado en Lausana en 2015, por el cual este país se comprometía a la reducción drástica de la producción de uranio enriquecido a cambio de la eliminación de las sanciones económicas contra ese país, que habían sido impuestas por los EEUU y seguidas por sus aliados incondicionales, está llevando al mundo a una situación de riesgo de guerra nuclear de evolución imprevisible.

-La decisión de Donald Trump ha sido hecha a partir de informaciones de los Servicios de Inteligencia de Israel y de Arabia Saudita, enemigos declarados de Irán, consistentes en diapositivas de texto y fotografías de estanterías con archivos: todo ello fabricado ex profeso y sin demostración alguna de su contenido. Hay que tener en cuenta que ambos países son también enemigos y están en guerra con Siria y el Yemen en los que se está resolviendo en estos momentos la supremacía de los Estados Unidos en Oriente Medio.

-No está de más recordar que según todos los observadores internacionales independientes, Israel tiene al menos 200 cabezas nucleares con sus misiles y aviones portadores. Arabia Saudita posee también un poderoso arsenal militar alimentado por los EEUU y por otros países aliados incondicionales de la OTAN, entre ellos el fraternal Reino de España.

-Tampoco puede olvidarse que la crisis con Irán comenzó con una esperpéntica aparición en televisión del Presidente de Israel, Benjamín Netanyahu, el 30m de abril de 2018, en el que enseño la secuencia de diapositivas y fotografías mencionadas y aseguro que tenía constancia de la existencia de un Plan Secreto de Irán sobre su desarrollo nuclear. El muy poco creíble Netanyahu fue coreado por el del todo increíble Secretario de Defensa de los EEUU con las siguientes palabras: “Hay miles de documentos nuevos y nueva información. Todavía estamos revisando. Todavía hay mucho trabajo por hacer para determinar con precisión el alcance y la escala de la misma”.

-Entretanto la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) ha realizado ha publicado 10 informes, certificando que Irán ha cumplido plenamente con sus Compromisos y el vicepresidente de Asuntos exteriores de irán calificó las denuncias de Israel de “infantiles y ridículas”. Al firmarse el Acuerdo Netanyahu había proclamado que “ Israel no aceptará un acuerdo que permita que un país que quiere aniquilarnos desarrolle armas nucleares. Además, Israel pide que cualquier acuerdo definitivo con Irán incluya un reconocimiento claro y sin ambigüedades de parte de Teherán del derecho de Israel a existir” .

-El problema de los EEUU es que esta vez sus socios le están volviendo la espalda ya que están haciendo buenos negocios desde la retirada de las sanciones a Irán. La propia representante de Asuntos Exteriores de la UE Federica Mogherini, declaraba ayer que Benjamín Netanyahu “no aportó ningún documento que demuestre la presunta violación del acuerdo nuclear por parte de la República islámica de Irán” y que las supuestas violaciones no pueden basarse en suposiciones sino en los informes de la AIEA.

-Por otra parte, y eso es fundamental para los intereses económicos de los industriales, de constructoras y grandes complejos de las industrias metálicas y agroalimentarias europeos europeas, la economía europea no puede subordinarse hasta tal punto a la de EEUU.

-Finalmente, y esto es muy importante, el precio del petróleo ha subido de manera espectacular. El estrecho de Ormuz es el cuello de botella del petróleo que seguirá subiendo. Esto acentuará la crisis y el sufrimiento de los pueblos.

-Rechazamos de pleno las amenazas de EEUU, y pedimos una fuerte expresión de solidaridad con los pueblos sometidos a los intereses del Imperio y sus aliados. Declaramos infames y oportunistas las declaraciones ambiguas vinculadas con cálculos electorales.