EE.UU.

Fiscal general estadounidense Sessions defiende política de arrancar bebés de los brazos de sus madres

Democracy Now    08.Jun.2018    EE.UU.

En la ciudad de San Diego, en el estado de California, un juez federal dio luz verde para que prosiga una demanda de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles que desafía la política del gobierno del presidente Donald Trump de separar a los niños de sus padres inmigrantes indocumentados.

El juez de distrito de Estados Unidos Dana Makoto Sabraw rechazó el miércoles una impugnación del Gobierno de Trump a la demanda, y declaró que si esta fuera cierta, la conducta alegada en la demanda era “brutal” y “ofensiva”. El fallo se produjo al tiempo que el fiscal general, Jeff Sessions, defendía la política del Gobierno de Trump en medio de la creciente indignación que ha surgido a partir de la divulgación de informes que muestran que la patrulla fronteriza y los agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas arrancaron de los brazos de sus madres a niños pequeños e incluso a bebés. Las siguientes son las palabras de Sessions, que el martes respondió a las preguntas del locutor de radio Hugh Hewitt, de tendencia conservadora.

Hugh Hewitt: “Entiendo la parte del enjuiciamiento, pero ¿es necesario separar a los niños [de sus padres y madres]? ¿No podrían ser detenidos en instalaciones donde al menos las madres y sus bebés puedan permanecer juntos?”

Jeff Sessions: “Bueno, la mayoría no son infantes. La mayoría son adolescentes, aunque ahora tenemos varios más jóvenes, más de los que hemos visto recientemente. Y se mantienen en un entorno muy seguro, no con el equipo de las fuerzas de la ley, el Departamento de Seguridad Nacional, sino con el Departamento de Salud y Servicios Sociales”.

Según el grupo Florence Immigrant and Refugee Rights Project, que brinda asesoramiento legal y de servicio social a inmigrantes, infantes de tan sólo 53 semanas han sido llevados a las audiencias judiciales solos, tras haber sido separados forzosamente de sus padres por las autoridades de Estados Unidos.

Democracy Now