El desconocimiento premeditado sobre la lucha antidroga en Venezuela

La continua campaña de las autoridades estadounidenses a través de la DEA, de que Venezuela es un trampolín de la droga a EEUU y el mundo, es una cortina de humo, porque los verdaderos intereses son los de los carteles de la droga de Colombia y México, y poderosas mafias al interior de los propios Estados Unidos. Muchos hablan del combate a la producción de droga en los países subdesarrollados, pero nadie habla de las miles de plantaciones que existen en EEUU de marihuana, que son distribuidas en sus propios mercados, pero que no aparecen en ningún informe oficial.

La nueva captura de un capo de la droga de un cartel colombiano, fue desvirtuada por la prensa internacional, al informar que “Sin quererlo, la policía venezolana ha capturado al tercer hombre más buscado por narcotráfico en Colombia. Se trata de Carlos Alberto Ojeda, alias El Ingeniero, de 51 años, natural de Bucaramanga, Colombia y con nacionalidad venezolana desde 1975. El supuesto ‘narco’ al parecer, llevaba una vida con total normalidad en Venezuela ya que no tiene ninguna cuenta pendiente con la justicia venezolana. No obstante, el pasado viernes se topó con un control policial que realizaba una operación rutinaria en una zona comercial de Caracas. Los agentes introdujeron la identificación de Ojeda en la base de datos de la INTERPOL y comprobaron que habían capturado, sin proponérselo, a un pez gordo.”

Es importante señalar que desde el año 2008 se han deportado a EEUU doce capos de la droga, entre ellos Mike Mitchell, quien tenía difusión roja y se encontraba solicitado por las autoridades estadounidenses por 16 cargos de tráfico ilícito de droga, o los primos Henry Fortich Coneo y Wilmer Villadiego Coneo, acusados del delito de tráfico de drogas, que fueron deportados y enviados a Miami en coordinación de las autoridades de EE.UU. y Colombia.

El capo colombiano detenido no es un desconocido

Luego de la captura de Carlos Alberto Ojeda, de inmediato se ordenó la intervención de la Brigada de Acciones Especiales de la Policía Científica. Un comando de asalto trasladó al detenido hasta el Instituto de Medicina Legal, donde quedó certificado que goza de perfecta salud. Luego fue trasladado a una sede policial donde permanecerá hasta que se decida su suerte.

Ojeda está solicitado por introducir cargamentos de droga en Estados Unidos y es catalogado como uno de los hombres más importantes del narcotráfico colombiano, según aseguró el comisario Pablo Vásquez, del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas. El presunto narcotraficante, según las autoridades venezolanas, operaba desde Barcelona, capital del oriental Estado de Anzoátegui. Sus operaciones consistían en recibir los alijos de droga procedentes de Colombia y reenviarlos a Estados Unidos y Europa.

Nuevos cargamentos de droga fueron decomisados por las autoridades

Casi 700 panelas de presunta marihuana fueron incautadas este domingo 17 de mayo por la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), en el estado Trujillo, capturando en el operativo a un ciudadano venezolano que conducía el vehículo donde transportaba el alijo, los paquetes tienen un peso aproximado de 830 kilos.

Por otra parte el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC), en trabajo conjunto con la Oficina Nacional Antridrogas (ONA), ha decomisado durante el primer trimestre del año 2009 cuatro toneladas de diferentes tipos de drogas. El director del CICPC, comisario Wilmer Flores Trosel, indicó que además que se han decomisado mil 100 precursores químicos, como por ejemplo la urea, que es utilizada en Venezuela para el desarrollo agrícola, pero que es desviada a otros países para la elaboración de cocaína.

En cuanto a las detenciones realizadas en materia de droga, Flores Trosel precisó que hasta ahora 835 personas se encuentran detenidas y a la orden de las autoridades locales por encontrarse involucrados en este delito. El Gobierno Nacional, durante los últimos años ha profundizado la lucha contra el narcotráfico y el hampa común, con el propósito de ofrecerle seguridad y estabilidad a toda la población venezolana”, culminó Flores Trosel.

También declaraciones del ministro venezolano del Interior, Tarek El Aissami, confirman la labor realizada por las autoridades durante el primer trimestre de 2009, al afirmar que “se han incautado 11.237 kilogramos, principalmente cocaína colombiana, unos 3.000 kilos más que en igual período de 2008. Incineración de 450,42 kilos de cocaína”.

Informes de la ONU desmienten acusaciones contra Venezuela

Los últimos tres informes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en materia de drogas aseguran que Venezuela es el tercer país del mundo que ha reportado más incautaciones de estupefacientes en todo el mundo, lo cual desmiente las acusaciones de la Oficina para el Control de Drogas de Estados Unidos (EEUU) contra el Gobierno Nacional.

En un informe realizado en el 2008, según la ONU, “desde la expulsión de la DEA, Venezuela ha sido -durante 3 años consecutivos- el tercer país que contabiliza la mayor cantidad de incautaciones de cocaína a nivel mundial. Numerosos barones de la droga han sido arrestados en Venezuela durante ese período y algunos han sido entregados a las autoridades colombianas. De manera general, el gobierno venezolano ha puesto tras de las rejas a 4000 traficantes, así como a 68 funcionarios de la policía acusados de colaborar con el crimen organizado. Durante el año 2007, Venezuela cerró 12 laboratorios clandestinos que producían hasta una tonelada de droga diaria”.

El informe mundial de la ONU sobre la droga correspondiente al año 2007, expone varias cifras esclarecedoras, donde expresa que “El mayor productor mundial de cocaína es Colombia, con el 62% de la producción mundial; el mayor productor de opio del mundo es Afganistán, que concentra el 92% de la producción. Esos dos países cuentan con una masiva presencia del ejército de Estados Unidos en sus territorios, el primero en el marco del Plan Colombia y el segundo debido a la ocupación militar «Libertad Inmutable». El informe de la ONU demuestra que, a pesar de la ocupación militar estadounidense, los resultados en materia de lucha antidroga son catastróficos en ambos países. Peor aún, en el caso de Afganistán, la producción aumentó entre 2005 y 2006″.

En cuanto al consumo, en este documento se afirma que “Estados Unidos es el mayor consumidor mundial de droga, con cifras muy superiores al resto de los países. Por ejemplo, en Nueva York el consumo de cocaína por habitante es casi 12 veces más alto que en París. El 50% de la cocaína disponible en territorio estadounidense entra por la costa del Pacífico y el 38% llega bordeando la costa de los países de América Central. En otras palabras, el 88% de la cocaína que llega a Estados Unidos no pasa, según la ONU, por Venezuela”.

Creo que este informe analiza pormenorizadamente la labor que ha realizado el gobierno del presidente Hugo Chávez, sobre la lucha antidroga, dejando al descubierto la campaña sucia que hacen las autoridades antidroga de EEUU, y sus pares colombianos. Muchos de los políticos colombianos cercanos al presidente Uribe, han sido salpicados por denuncias sobre vínculos con los capos narcotraficantes y paramilitares. Si embargo para los informes de lucha antidrogas de la DEA, el gobierno colombiano colabora efectivamente con las autoridades estadounidenses, mientras que Venezuela y Bolivia no. ¡Qué paradoja! El primer productor y el primer consumidor acusan al vecino de sus propias culpas, la típica hipocresía de países que conviven con poderosas mafias en su propio territorio.

diegojolivera@gmail.com