SurAmericaPress

Imprimir

“Nos asesinan en Colombia, S O S para con mi pueblo”

Juan Manuel Arango C. :: 11.07.18

Asesinan a un ecuatoriano, o miran indiferente a un venezolano, y es motivo más que suficiente para que la “llama de la solidaridad”, se encienda hasta los topes máximos, desde los cafetines hasta los grandes medios de la desinformación masiva.

Asesinan a un ecuatoriano, o miran indiferente a un venezolano, y es motivo más que suficiente para que la “llama de la solidaridad”, se encienda hasta los topes máximos, desde los cafetines hasta los grandes medios de la desinformación masiva y que no decir los “Pilatos” dentro del régimen que vertiendo lágrimas de cocodrilos, salen a suplicar por el no más indiferencia, por la solidaridad etc, etc., distinta años luz, a la de cuando asesinan, masacran a nuestro propio pueblo destacado por defender la vida misma, les arrebatan sus vidas y lo que es peor, posándolos como un número más pero no en los defensores de los derechos humanos, sino como ya es costumbre el ministro de la “defensa” a ser delincuentes organizados o comunes, o “líos de faldas”

Noticias….

Como ya no es halagador para los sega vidas humanas de a unidad, entonces reviven las masacres y es lo que ocurrió en Argelia Cauca, asesinando a siete personas; donde los grandes medios de la desinformación la minimizan con la sensacional noticia “dos, eran disidentes de las farc” y los restantes “con antecedentes” sin profundizar sobre los hechos en la realidad.

“La muerte de 311 representantes de las comunidades entre el 1 de enero de 2016 y el 30 de junio de 2018 (homicidios registrados por la Defensoría del Pueblo), llevó a que varios colectivos convocaran a esta. Un alto funcionario de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), recientemente señaló: es “una preocupación creciente el aumento de asesinatos y amenazas contra defensores de los Derechos Humanos y líderes comunitarios en la costa del Pacífico”, que en la mayoría de los casos, precisó, son indígenas o afro descendientes” y eso que esa cifra en muy inferior a la realidad solo enmarcada después de la firma de “paz” con las Farc-Ep.

“masacre en cámara lenta”, refiriéndose a los más de 200 líderes sociales asesinados desde que se firmó la paz en 2016. Los activistas están siendo blanco de guerra en aras del control territorial, minería ilegal y cultivos ilícitos, y sus crímenes quedan impunes.”

“En su cuenta de Twitter, el excandidato presidencial, Gustavo Petro, señaló a un comandante de la policía en Cáceres, de haber amenazado en plena campaña a Ana María Cortés” y hoy es un número más… entre los asesinados y el faltón ministro de la “defensa” sentencia: “y quien al parecer tendría algún vínculo con las redes de apoyo del Clan del Golfo” para la audiencia internacional de CLARIN de Colombia, el aludido “clan del golfo” es algo así como una organización a la comercialización y producción de drogas ilícitas y se vale de lo que sea para mantenerse, y recientemente en otros asesinatos dijo que eran “líos de faldas”

Culpables…
Los criminales que se hacen escuchar mediante el asesinato de quien diverge con ellos; la indiferencia de los extraterrestres que idolatran al verdugo y amo; la complicidad, por parte de la mayoría de quienes se hacen llamar “Defensores de Derechos Humanos”, que a la postre resultan ser la comisión de aplausos del régimen y del criminal; porque nunca se les oye condenando enérgica y masivamente al opresor, no convocan, movilizan al pueblo en contra de la barbarie.

Algunas personas de éstas, se arropan con rimbombantes siglas, y vísperas a cualquier evento electoral, aparecen como por arte de magia, discurriendo en tiernos, emotivos, conmovedores y locuaces discursos veintejulieros “condenatorios al opresor” que ni un comunicado ante la opinión pública emiten por miedo; y pasado el evento, posan, duermen y comen con verdugos; pero ellos si son los “revolucionarios” que también me estigmatizan por denunciarles por igual como denuncio al criminal material e intelectual de mi querido “Juan Pueblo”, porque según esas personas, yo no soy revolucionario y ellos sí. ¡Vergüenza les debiera dar!

Las víctimas
Ahora, las víctimas de éste genocidio, son los “culpables” Defensores de los Derechos Humanos y líderes Sociales; mientras que antes de la tan cacareada “firma de la paz”, perdían la vida en su mayoría eran combatientes de distintos lados, pero en igualdad de condiciones, mas no alevosamente imponiendo el poder de las armas contra personas indefensas que solo tenemos nuestra voz o pluma para protestar, disentir o denunciar; pero que desgraciadamente la mayoría de mi pueblo votó en contra de la paz, porque votar por una opción distinta, “nos expropian, Colombia se vuelve homosexual, se acaba la integridad de la familia” entre otras

Llamado…
A la audiencia internacional, Defensores de Derechos Humanos, a fijar su mirada en mi querida Colombia, en mi querido “Juan Pueblo” antes de que sea demasiado tarde; pues al ritmo que vamos en Colombia, yo mismo seré una cifra más en los asesinados por decir la verdad en el momento que toque y sin tapujo alguno; ayudarnos a desenmascarar al falso “nobel de paz” conjuntamente con el régimen criminal, que poco o nada hace por defender el derecho a la vida comenzando por desmontar el paramilitarismo y la miseria social; en procura de una vida digna y paz con justicia Social.
Consejero de Paz, Reconciliación y Convivencia. (CPRC)
Director de CLARIN de Colombia www.clarindecolombia.info
Pre Candidato a la Alcaldía Municipal de Soacha

clarinesdecolombia@gmail.com


http://suramericapress.com :: Versión para imprimir