Algo de la reunión de Helsinki

Pocos medios han informado sobre la reunión Trump-Putin en Finlandia. El centro de los medios ha sido la reacción de demócratas y republicanos acusando al estadounidense de traición, estupidez, comportamiento vergonzoso…

Mucha izquierda progresista del sistema a través de sus medios alternativos casi no difiere de los medios dominantes.

Los tonos de los políticos de Estados Unidos muestran un aislamiento total de Trump, una muy posible destitución y la ejecución de un asesinato.

Se dice que el estado profundo, la inteligencia, los militares, está contra las decisiones de Trump. No se lee de la posición del poder fáctico de los grandes empresarios, si opuestos o favorables a cierto proteccionismo y aislamiento en ejecución.

Un dato aislado decía que la economía ha crecido, el número de desempleados bajó y hay un apoyo del 40% a la política de la Casa Blanca.

En resumen desinformación.

En Finlandia se encontraron los dos presidentes, una parte de la conversación fue en privado con sus traductores. Al término dieron juntos una conferencia de prensa.

Un artículo de Rodolfo Bueno* da cuenta de algunas afirmaciones de ambos.

Según el Presidente Putin Trump, “es una persona muy profesional, está al tanto del tema, escucha y considera los argumentos, pero mantiene su opinión sobre muchas cuestiones”. Subrayó que, aunque inicialmente el encuentro sólo debió sentar las bases para un diálogo más sustancial a futuro, en realidad la cumbre fue significativa. Indicó que él “no tenía expectativas especiales sobre la reunión”, pero que “la conversación con Trump fue realmente sustancial… Se llevó a cabo en un ambiente de colaboración, fue benigna”.

Sobre el arreglo del conflicto sirio (Putin) señaló que EEUU y Rusia se encuentran “en el camino correcto… logramos un acuerdo, en particular, sobre algunos aspectos de la solución en Siria, en particular, en la zona de distensión Sur, en los Altos del Golán”. Recalcó que Rusia y EEUU acordaron actuar de manera más resuelta y conjunta para asegurar que en Siria los refugiados vuelvan a sus hogares, que, para lograrlo, hay que restaurar la infraestructura y el suministro de energía.

Putin: “es hora de hacer algo y trabajar sobre otros países, lo de Corea del Norte se está haciendo bien, se requieren garantías internacionales… tenemos tiempo. No hay prisa, ha estado sucediendo durante muchos años”. El Presidente Trump “ha hecho muchísimo” para normalizar las tensiones en esa península y enfatizó que Rusia está dispuesta a poner de su parte para alcanzar el desarme nuclear de Corea del Norte”; también, que había acordado con el Presidente Trump trabajar en la solución de la crisis de Ucrania “a nivel de expertos”.

Putin dijo que él sí “quería que Trump ganara, porque cuando era candidato a la presidencia de EEUU hablaba sobre la necesidad de restaurar las relaciones ruso-estadounidenses. Naturalmente, en la sociedad rusa surgió una simpatía hacia este candidato”.

Según Trump la primera cumbre bilateral celebrada en Helsinki es “solo el comienzo de un largo proceso”, pero se trata de un “muy buen comienzo” en las relaciones entre Washington y Moscú; señaló que llegó con el mandatario ruso a “conclusiones importantes. Fue una buena reunión, discutimos muchas cosas, entre ellas la proliferación nuclear, la guerra y la paz, la economía, Siria, Ucrania…” Indicó que “las relaciones entre Rusia y EEUU nunca habían sido peores que actualmente, sin embargo, hace unas cuatro horas, esto ha cambiado radicalmente después de la cumbre en Helsinki”. Abogó porque ambos países hallen la manera de cooperar “si quieren encontrar formas de mejorar la situación en el mundo” y concluyó que está seguro de que trabajará junto con Moscú en la desnuclearización de Corea del Norte, lo que requerirá de garantías internacionales con las que Moscú pudiera contribuir.

Para Trump, “el problema más importante es el nuclear. Sé que el Presidente Obama consideró que el calentamiento global era nuestro problema principal, pero no, yo diría que el calentamiento nuclear es nuestro mayor problema como factor entre unos cinco millones”; por eso lo más importante es el diálogo ruso-estadounidense, ya que “el 90% de las armas nucleares” pertenece a EEUU y Rusia.

Para Trump, las posiciones de Washington y Moscú sobre el problema sirio no difieren mucho. “No creo que estemos tan lejos uno de otro con respecto a Siria”, la situación en ese país se está volviendo “humanitaria”, por lo que es necesario cuidar de los refugiados que están regresando. También confirmó que discutió con Putin sobre la lucha la contra el Estado Islámico y el extremismo en general.

Rodolfo Bueno coloca en su artículo lo dicho por John Brennan, ex director de la CIA del encuentro: “La conducta de Donald Trump en la rueda de prensa en Helsinki alcanza y supera el umbral de crímenes y delitos graves. No fue nada menos que traidora. No sólo sus comentarios fueron imbéciles, sino que está totalmente en el bolsillo de Putin. Patriotas republicanos: ¿dónde estáis?”

Las declaraciones de Trump, Putin, Brennan son una parte de los datos, no pueden quedar fuera de un análisis.

Por un Movimiento para una nueva civilización solidaria de socialismo sustentable.

No conservadurismo progresista a la izquierda

Contacto romulo.pardo@gmail.com

Referencia

(*) En Helsinki se rompieron las expectativas, http://rebelion.org/noticia.php?id=244341