Palestina-Ahed Tamimi

Ahed Tamimi dice que quiere ser una gran abogada para reconquistar los derechos del pueblo palestino

(Entrevista realizada a Ahed Tamimi por el diario británico “The Guardian”,
traducción Arjuna)

La adolescente Ahed Tamimi, liberada el pasado domingo tras pasar más de siete meses encerrada en una prisión militar por abofetear a un soldado israelí, ha declarado que quiere ser “una gran abogada” para reconquistar los derechos que le fueron robados al pueblo palestino.

En una entrevista con el diario británico The Guardian, realizada a principios de esta semana en su aldea natal Nabi Saleh (Cisjordania ocupada), la joven explicó que en la cárcel dedicó todo el tiempo que pudo a estudiar derecho internacional. Es decir, convirtió “la celda en una escuela” para no dejarse vencer por sus captores.

“Ha sido tan dura la experiencia de la cárcel que no puedo describirla. En cautiverio he aprendido a valorar más la vida, a tomar más conciencia (política) a madurar a la fuerza”, dijo Ahed Tamimi a los periodistas Oliver Holmes y Sufian Taha (The Guardian) en su casa de Nabi Saleh.

Al hablar de su recién recuperada libertad, Ahed Tamimi exclamó: ¡Por fin puedo ver el cielo sin rejas! Andar por la calle sin las manos atadas. Puedo ver las estrellas y la luna. Durante mucho tiempo he sido privada de todo eso.

Ahed, que fue detenida el pasado 19 de diciembre, cuando aún tenía 16 años (cumplió 17 en prisión) enfatizó que una gran parte de los israelíes “tienen miedo de la verdad. Les asusta. Quiero enviar este mensaje al mundo: Ellos saben que están ocupando un país que no les pertenece”.

Por supuesto-agregó- “también tienen miedo de lo que yo represento. Sobre mi pesa una gran responsabilidad pero me siento segura de mi misma, se que puedo lograr los objetivos que me he propuesto”.

“Quiero ser una gran abogada, especializada en derecho internacional, para defender a los palestinos que sufren injusticias y para recuperar los derechos de nuestro pueblo”, matizó.

Al ser preguntada por los interrogatorios a los que fue sometida en la cárcel (donde sufrió acoso sexual y torturas psicológicas: amenazas contra sus familiares y amigos), Ahed comentó que antes de entrar en prisión ya sabía lo que la esperaba “ya que todas las palestinas que son detenidas pasan por lo mismo”.

Recalcó Ahed que no será completamente feliz hasta que liberen a todos los palestinos detenidos por protestar contra la ocupación, unos 6.500, incluidos 370 menores. Lamentó asimismo el encarcelamiento de su hermano, Wa’ed Tamimi, de 22 años, el pasado mes de mayo. El joven permanece incomunicado y su familia no tiene noticias suyas.

La chica que vale más que mil hombres, como la definió una vez la prensa internacional, dejó claro que “no se siente una víctima”, ya que -enfatizó -“me considero una luchadora por la libertad”.

Ahed fue liberada el domingo junto a su madre Nariman, quien filmó el video del bofetón al soldado y lo subió a Facebook logrando que tuviera una gran difusión internacional y provocara un enfado mayúsculo en Israel.

Gaby Lasky, la abogada judía mexicana que defendió a Ahed, ha declarado estos días que se siente “muy preocupada” por la joven heroína, pues teme que, si vuelve a participar en protestas contra la ocupación o se enfrenta a los soldados, los políticos y colonos que piden para ella un castigo ejemplar (hubo voces que reclamaron para activista la cadena perpetua) hagan caso omiso del significado de las palabras “justicia” y “proporcionalidad”.

http://www.nilo-homerico.es/