Latinoamérica

Campaña contra Venezuela busca deterioro del proceso revolucionario

El director de la Asociación de Colombianos Residentes en Venezuela, Juan Carlos Tanus, advirtió hoy que la campaña antivenezolana impulsada por Bogotá busca deteriorar el proceso revolucionario bolivariano.

En opinión de Tanus, las acciones dirigidas a manipular el tema migratorio como arma política contra Caracas responde a directrices del Departamento de Defensa de los Estados Unidos, pretensiones de empresas transnacionales y sectores radicales de la derecha venezolana.

Argumentó que en nombre de la ‘crisis humanitaria’ y ‘apoyo a los migrantes venezolanos’, Colombia recibe dinero de las autoridades estadounidenses, la Unión Europea y otros países aliados, como parte de acuerdos que le garantizan recursos a las políticas del Estado neogranadino contra el pueblo venezolano.

En entrevista concedida a la Agencia Venezolana de Noticias, Tanus denunció que la matriz mediática internacional respecto a la migración ‘genera en el plano internacional un deterioro en el proceso venezolano, el cual es un referente para la emancipación de los pueblos de América Latina’.

Igualmente, explicó que el dinero recibido por Colombia no se destina a organizaciones no gubernamentales o fundaciones que prestan apoyo a los migrantes, sino que ‘termina finalmente, una parte, en un sector de la oposición venezolana’.

Tanus añadió que solo con el financiamiento suministrado por los Estados Unidos serían resueltos ‘los problemas de una gran población pobre en el Norte de Santander, o para atender a todos nuestros hermanos de la Alta Guajira que carecen de agua potable’.

‘Cerca de 19 millones de dólares entregó Washington a Brasil y Colombia en lo que va de 2018 para potenciar la campaña mediática contra Venezuela por la supuesta crisis migratoria’, destacó el directivo.

El 20 de marzo la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) anunció que donaría 2,5 millones de dólares para ‘ayudar’ a Colombia en paliar las dificultades que implica ‘la alta migración de venezolanos’ a su territorio.

Un mes después el vicepresidente norteamericano, Mike Pence, tras reunirse con los prófugos de la justicia Julio Borges y Antonio Ledezma, en Lima, Perú, anunció que el Gobierno del presidente, Donald Trump, aumentará en 16 millones de dólares la ‘ayuda humanitaria’ para los venezolanos que salieron del país.