Ex guerrillero y dirigente salvadoreño Darío Sánchez en Suecia:

«Denuncia maniobras de la derecha para apoderarse de la tierra y del agua»

Los ex guerrilleros salvadoreños: Darío Sánchez y Oscar Mejía Alas, dirigentes hoy de la Asociación de Lisiados de Guerra de El Salvador, «Héroes de Noviembre del 89», en las actividades organizadas en Suecia, por agrupaciones de residentes salvadoreños en este país, denunciaron y advirtieron de las oscuras intenciones de las fuerzas políticas de la derecha: reversión de tierras y la privatización del agua. A la misma vez hacen un llamado a la militancias y simpatizantes del FMLN a cerrar filas y redoblar las acciones en defensa del proceso democrático salvadoreño.

Los dos dirigentes salvadoreños militantes del FMLN recorrieron las ciudades de Örebro, Ängelhom y Estocolmo, para dar a conocer la actual coyuntura política de su país, a poco más de tres meses de la elección presidencial en El Salvador.
Darío Sánchez, -entrevistado para esta edición- antes de incorporarse A la Asociación de Lisiados de Guerra de El Salvador (ALGES), residió -un tiempo - en Eskilstuna. Trabajó por algunos años, desde el 2004 en el programa sueco de cooperación con América Central. Retornó a su país en el 2012.
“Hay una situación en mi país bien de coyuntura que enfrenta dos pensamientos políticos: El pensamiento de la derecha y el pensamiento de la izquierda”, comenzó Darío Sánchez su explicación, no sin antes reconocer la dilatada presencia del semanario Liberación en la comunidad latinoamericana de Suecia.
“La derecha en El Salvador, después de los Acuerdos de Paz, que se firmaron el 16 de enero de 1992, no cambió su posición”, prosigue Sánchez al tiempo de afirmar que “nosotros como FMLN, depusimos nuestras armas y a continuación disolvemos el ejército para insertarnos en un proceso de democracia que nosotros veníamos construyendo en los años 70, pero la derecha no cambió su posición real”.
Para este veterano de guerra, 25 años, después de los Acuerdos de Paz, fueron enriquecedoras en el terreno político. “Como FMLN hemos pasado a ser, primeros, de oposición consiguiendo a nivel de comunas, 96 alcaldías y 33 diputados, En las elecciones del 2009 ganamos el ejecutivo con Mauricio Funes, como presidente. Luego volvimos en el 2014 a ganar con el profesor Salvador Sánchez Cerén”.
“El país está dividido - explica- en tres poderes: Una cosa es tener el poder político y otra es tener el poder económico, que sigue estando en manos de la derecha. El poder judicial siempre lo han tenido ellos”.
Una pregunta ineludible, fue abordar con Darío Sánchez, los resultados alcanzados por su partido en las elecciones legislativas y municipales del 4 de marzo, último.
“Sufrimos como FMLN un revés bastante fuerte. Bajamos el número de diputados y perdimos 35 alcandías”, dice y añade con optimismo que el mayor reto del FMLN para las elecciones de febrero próximo es recuperar la confianza de sus seguidores. “La derecha en estos momentos considera que el FMLN está golpeado y en las próximas elecciones presidenciales nos van a dar el golpe final”. “Hay tres fuerzas política, digamos la derecha tradicional, otra derecha dura, digamos la posición más dura de los conservadores y Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA) que lleva de candidato presidencial a Nayib Bukele, que también es de derecha. Luego estamos nosotros el FMLN”.
Según diversos medios, los partidos de derecha de El Salvador firmaron hace poco un pacto denominado “Alianza por un nuevo país” para “sumar esfuerzos” de cara a las elecciones presidenciales de febrero de 2019. El Partido de Concertación Nacionales (PNC), Partido Demócrata Cristiano (PDC) y Democracia Salvadoreña (DS) se comprometieron a apoyar a la fórmula presidencial de la opositora Alianza Republicana Nacionalista (Arena), integrada por el empresario Carlos Calleja y la economista Carmen Aída Lazo. La alianza de los partidos de derecha, a la que no se sumó la también derechista Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), con Nayib Bukele. Cabe agregar sobre este candidato que en el año 2012 fue electo Alcalde de Nuevo Cuscatlán en representación del FMLN . En las elecciones municipales de 2015 igualmente con el respaldo del FMLN fue elegido alcalde de El Salvador. El 10 de octubre de 2017, Nayib Bukele fue expulsado del FMLN por el Tribunal de Ética del instituto político, acusado de violentar los principios del partido.
“Pero sigamos - dice Sánchez al retomar la conversación- según las encuestas mal intencionadas, platean que el partido GANA de Bukele tiene un 54%. ARENA con el 12 % y el FMLN más abajo. Pero hay una situación - para entenderla -no es tan compleja. ARENA no sube ni baja, el otro partido tampoco sube, va decayendo. Pero nosotros el FMLN que estamos abajo nos estamos recomponiendo a nivel orgánico. Somos el único partido que tiene trabajo territorial. estamos trabajando en los 14 departamentos del país. El FMLN tiene mayor coherencia en sus planteamientos, con el programa de gobierno de lo que se quiere hacer desde el gobierno”
Darío Sánchez está convencido que su partido se mantendrá en el poder, por la orientación de sus propuestas con el binomio presidencial: Hugo García y Karina Sosa. Martínez considerado la “tercera generación” del partido, tiene solida trayectoria de lucha como líder estudiantil y comprometido con la transformación del país. Se desempeño como ministro de Relaciones Exteriores en los dos Gobiernos del FMLN,
Temas estratégicos
Se informó que el FMLN protege los límites de tenencia de la tierra establecidos en el artículo 105 de la Constitución Política de El Salvador, mientras que un grupo parlamentario de los partido Alianza Republicana Nacionalista (Arena), la Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA) y el Partido Demócrata Cristiano (PDC) plantean su reforma para volver a los latifundios.
Darío Sánchez sobre este tema acota: “Estamos enfrentados con la derecha en temas estratégicos: el agua y la tierra. Cuando la derecha gana en las elecciones legislativas y municipales del 4 de marzo del año en curso, uno de los temas que ellos quería tratar con urgencia, era revertir el tema de la tierra. En los años 70 nos fuimos a la guerra, porque 14 familias eran dueños del país, con grandes extensiones de tierra que no los utilizaban”, dijo.
El otro tema que plantea la derecha es la privatización del agua.
Darío Sánchez en las ciudades de Örebro, Ängelholm y Estocolmo, en actividades que le ha tocado informar, así como en un encuentro con parlamentarios suecos y prensa ha denunciando la intención de una coalición de partidos de derecha de privatizar el control del agua. Actualmente en El salvador está latente el debate entre privatizar el recurso natural o dejarlo en manos del Estado.
“El agua siempre fue administrado por el Estado” dice Sánchez, ampliando su información en sentido que en el país se ha encontrado oro junto a los lechos y orillas de los ríos.
“La derecha pretende explotar ese oro, obteniendo los permisos, porque el oro está en los mantos acuíferos, es una jugada bastante estratégica para ellos privatizar el agua e implica que el pocito que una familia tiene en el patio, pasaría a ser parte de esa ley, el agua de los ríos, los mares y hasta de lo que queda en las quebradas de las lluvias de invierno”.
Se tiene conocimiento sobre el mismo, del interés de empresas mineras que buscan explotar las vetas de oro cercanas al río Lempa -la principal fuente de agua para más de la mitad de los 6.2 millones de salvadoreños. Frente a esta nueva amenaza que se cierne sobre el país, la población se la lanzado desde junio pasado a las calles para frenar la privatización del agua.
Sin embargo hay un antecedente inédito. El Congreso salvadoreño aprobó en marzo del pasado año una ley contra la minería metálica, respaldada por todos los partidos políticos con el fin de proteger el agua y la biodiversidad del pequeño país centroamericano de unos seis millones de habitantes.
Nuestro entrevistado menciona también otros casos, que delatan las mezquinas maniobras de la derecha. En relación al proceso de la canonización del monseñor Romero, ha dicho que hay gente que se ha expresado en sentido que el FMLN nada tenía que hacer.
“Nosotros somos parte del pueblo ofendido, por el asesinato del monseñor Romero, y fíjese que ellos querían ser parte de los actos de homenaje”.
Sánchez a expresa igualmente aquí su franca opinión, en torno al desgaste político de su partido.
“En la región latinoamericana, la izquierda ha cometido errores, ha descuidado, lo que es la formación de cuadros y la discusión ideológica. Con relación al FMLN, cuando se firman los Acuerdos de Paz, se pone fin al conflicto armado. Algunos creíamos, que con eso era suficiente y que con eso habíamos cambiado el sistema. El sistema no se cambió de raíz, lo que cambiamos fuimos nosotros” dijo al reconocer que el gobierno ha descuidado importantes sectores de la población salvadoreña, cuando más habría de dirigir sus esfuerzos, a la consolidación de una hegemonía popular, para garantizar el contexto histórico-político, que vive El Salvador con el gobierno de izquierda revolucionaria desde el 2009.
“Los errores de la dirección del partido, repercutieron en los resultados de las elecciones del 4 de marzo, pasado”, recordó.
Darío Sánchez vuelve a la carga contra las artificiosas maniobras de la derecha, refiriéndose a las recientes propuestas pre-electoralistas que plantea una reforma, para otorgar a los lisiados y veteranos de la guerra, una pensión de 300 dólares mensual y una indemnización de 3,000 dólares, medida que fue vetada por el presidente de la república. La decisión del presidente Sánchez Cerén, a la reforma es porque no identifica de dónde se obtendrán los fondos para pagar tales beneficios a los excombatientes que contempla a unas 72,000 personas incluyendo a los veteranos y miembros de sus familias.
“Una semana antes de esta propuesta, el bloque derechista había votado en contra del presupuesto que nosotros habíamos pedido para los veteranos”. dice Sánchez.
Con ello demuestra que la derecha en El Salvador instrumenta en el Congreso un “bloqueo” que dificulta acceder a préstamos o emisión de bonos para salir de la dificultad financiera.
Para finalizar Darío Sánchez ha convocado a sus compatriotas asentadas en Europa y en particular en Suecia a trabajar por el FMLN por un triunfo electoral en primera vuelta.

Publicado en Liberación, Suecia