Nicaragua

Los rostros del terror

No sé cómo estos cabecillas del MRS reclaman y exigen libertad y democracia desde el obvio disfraz de “libertadores y salvadores” de la patria y lo peor es que hay quienes diciéndose “demócratas” creen el cuento de que los cerebros intelectuales del terrorismo que se ha desatado en el país son palomas de paz que y constructores de un futuro pintado de naranja con el que el pueblo será feliz.

Hace unos años atrás, allá por el 2005, cuando por los efectos de la división entre el liberalismo la victoria de Daniel Ortega en el 2006 era inminente, los adversos al FSLN tratábamos de traer a la mesa de nuestras ilusiones formulas extraterrenales que permitieran que José Rizo y Eduardo Montealegre se juntaran lo que al final fue imposible porque el ego del banquero, la sombra de Arnoldo Alemán en el candidato del PLC y la división que indujo la descarada intervención de Estados Unidos para dar el tiro de gracia aun liberalismo que ya había sido aniquilado por el ingrato de Enrique Bolaños fueron factores poderosos que después de tantos años siguen siendo el pecado original de la misma división que hoy sufre el oposicionismo pero por estos tiempos mucho más pronunciado porque aunque ya lo conocen, ya lo vieron y saben cómo es, el pucho, el chingaste, la pichacha, el bagazo o como usted quiera decirles, aun no logran romper con el rostro del horror que representa un MRS dañino, tóxico y terrorista que es lo único que ha quedado en las calles protestando.

Recuerdo una vez, cuando se estaba en el intento de armonizar la inalcanzable unidad, que le decía a uno de los cabecillas del MRS, por cierto, que en paz descanse, que había que hacer juntos un esfuerzo desprendido de todo interés personal para medio hacerle cosquillas aun frente sandinista que para las elecciones municipales del 2008 ya estaba más consolidado aún y la soberbia del anaranjado me respondió diciéndome que ellos nunca negociarían con ladrones o sea con el PLC e indignado por lo que me dijo le respondí preguntándole en base a qué autoridad moral me decía tal cosa porque hasta donde yo sé muchos de ellos, que se creen beatos, son ladrones que robaron mansiones, fincas, haciendas, flotas vehiculares y hasta empresas enteras y como un agregado mayor son asesinos que decidieron desde sus feudos, muchas atrocidades de las que son responsables en la década de los ochentas y de las que hoy se sustraen y se lavan las manos sin que por ello les nazca pedir perdón aún pueblo que del MRS no ha conocido una sola pizca de humanidad por la vida porque de la misma manera que fueron oportunistas y asesinos ayer siguen siendo oportunistas y asesinos hoy.

No sé cómo estos cabecillas del MRS reclaman y exigen libertad y democracia desde el obvio disfraz de “libertadores y salvadores” de la patria y lo peor es que hay quienes diciéndose “demócratas” creen el cuento de que los cerebros intelectuales del terrorismo que se ha desatado en el país son palomas de paz que y constructores de un futuro pintado de naranja con el que el pueblo será feliz.

Quienes son los MRS que venden el paraíso, acaso Dora María Tellez, que fue una flamante Ministra de Salud a la que han querido proyectar como lo mejorcito que ha tenido esa institución en su historia y que, bajo su administración a un ciudadano por una roncha, una quebradura o un raspón lo único que le recetaban para irla a buscar era una acetaminofén, pero hasta después de haberle amputado el brazo o la pierna porque era mucho más barato cortarla que reconstruirla?

De quien más hemos de hablar de Carlos Tunnerman Berneim, un señor de la cuarta edad que por respeto a sus padecimientos deberían de dejar descansar, pero al que prefieren tener de vocero de sus mentiras. De este exministro de educación solo recuerdo que la enseñanza que el diseñó e impuso es que una granada más otra grabada era igual a dos granadas, que dos akas más 3 akas eran igual a cinco akas, que dos T-55 más dos T-55 era igual a cuatro T55, pero hipócritamente es quien como vocero de los terroristas del MRS nos habla de paz y nos amenaza con la guerra, aunque él en lo personal no pueda disparar ni un cachinflín, no creo que alguna vez en su vida lo hiciera, porque como dije mejor debería estar en su casa descansando y disfrutando de lo que recibe del INSS.

Y Víctor Hugo Tinoco, que fue vicecanciller antiimperialista en la década de los ochenta no es acaso el mismo que se quedó con una muy buena casa en Planetarium y es hoy uno de los más ardientes amigos de Estados Unidos con el que se colude para que gradan a nuestro país.

Y el ex general Hugo Torrez que vive hablando pestes de la institución de la cual fue parte en la década de los ochenta no era acaso el que planificaba los ataques más crudos que se hayan conocido contra las comunidades indígenas en la Costa Caribe.

Y Luis Carrión, comandante de la revolución, uno de los 9, que como viceministro del interior atendía el sistema penitenciario nacional y era el principal verdugo de La Modelo donde se le conocía como el dueño de horca y cuchillo y es hoy quien habla de los planes estratégicos para establecer el paraíso celestial.

Y la Mónica Baltonado qué decir de ella. Recuerdo aun cómo Don German Saborio me buscaba para denunciarla porque una gigantesca propiedad le fue robada por esta guerrillera que dice encarnar a la “izquierda democrática”. Hoy esa propiedad ha sido convertida por su marido Julio López y ella en un cuartel de conspiración donde todo huele a azufre y odio.

Y Sergio Ramírez Mercado, el gran “Gurú” anaranjado, uno de los vicepresidentes más poderosos que el FSLN tuvo en el poder, hoy se desvincula de sus actos y era tan tiliche en los ochentas que era quien autorizaba qué funcionario o no podía viajar al exterior y qué cantidad de viáticos se les podía dar y era quien administrativamente decidía en los ministerios, pero ahora no vio, no escuchó, no habló, es más no existió.

Y Henry Ruiz, el inmodesto Henry Ruiz, el que cuestionaba aquello de sandinista en la FSLN, porque el sandinismo es nacionalismo y su formación era comunista, aunque ahora es pro yanqui, el que después de la derrota electoral del 90, según refieren los que le conocen, dijo a la base de su otrora partido, del que era Comandante de la Revolución, que todo el mundo se fuera a la “M” porque todo estaba terminado hasta que literalmente se lo tragó la tierra hasta su reciente reaparición como crítico de errores capitales como la economía que él planificó destruir en los ochenta y recuerdo negro bien marcado en la mente de los nicaragüenses que se aterrorizan con la sola idea de que el inmodesto comandante se vuelva a meter en cosas de gente inteligente.

Y si de poetisas se trata cómo dejar al margen a Gioconda Belli que me sangró los ojos al leer un comentario, escrito por ella en Facebook, que decía que la onda tropical 14, que recientemente nos afectó, era un castigo de Dios contra Daniel Ortega lo que refleja una expresión de odio contrario al peso de cualquier reconocimiento internacional que haya recibido.

Todos estos nombres son en realidad las Gárgolas que con semejante background quieren andar sueltas en las calles, sin límites, sin detentes, haciendo lo que quieran, destruyendo unidades policiales, golpeando a los policías, insultando a los que tipifican como “sapos” sandinistas, apedreando las casas de todo aquel que se identifique como sandinista y sin tener que rendir cuentas de sus fechorías a nadie porque se les ha ocurrido que el derecho a protestar y a marchar es además un actitud “cívica” en la que se puede andar armado impunemente sin que tengan que responder por sus actos.

Advertidos recientemente que toda marcha debe ser autorizada por la policía a fin que la organización que lo demande ofrezca nombres que respondan por la eventualidad de cualquier daño que sus “pacíficos” puedan causar, el MRS, jugando de tacayansito hizo caso omiso de la advertencia de la autoridad y los cuatro que se lanzaron a la calle, se dieron cuenta que la autoridad y las leyes se imponen y que aquellos que violen las disposiciones legales de convivencia pagan, no porque así sea en Nicaragua, sino porque así es en todo el mundo.

Las leyes son las leyes y nadie puede hacer con ellas lo que quiera. Si yo a sabiendas de lo que dice la ley me lanzo en su contra voy a recibir el peso de la ley y así es en Estados Unidos, el país que ahora el MRS quiere más que a Nicaragua como que si Washington no supiera a qué tipo de Gárgolas hoy utiliza para irse contra nosotros, pero a los que mañana van a escupir contra un suelo de donde no veo cómo sean recogidos por un pueblo que los tiene como regala patria.

QUE DIOS BENDIGA A NICARAGUA