El ex guerrillero salvadoreño Oscar Mejía Alas:

«Me mantengo firme en la lucha por los ideales de justicia social en país»

El ex guerrillero Oscar Mejía Alas, presidente de la Asociación de Lisiados de Guerra de El Salvador “Héroes de Noviembre del 89″, en su encuentro con Liberación, reafirmó que pese al lento proceso político en la aplicación del programa de gobierno del FMLN, se mantiene firme, como en los tiempos de la guerrilla, ahora apoyando el fortalecimiento del gobierno de izquierda a la cabeza del presidente Salvador Sánchez Cerén.

Oscar Mejía Alas durante su corta estadía en Suecia, informó a sus compatriotas de los avances alcanzados con el gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén de los beneficios y prestaciones sociales para veteranos de guerra de la Fuerza Armada y excombatientes del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).
La Asociación de Lisiados de Guerra de El Salvador “Héroes de Noviembre del 89″, nació en 1997, cuenta con alrededor de 5 mil 452 afiliados en los 14 departamentos y agrupa a personas lisiadas de guerra del FMLN, las Fuerzas Armadas y la sociedad civil.
De acuerdo a las informaciones proporcionadas por Mejía Alas, el 86 % de los afiliados proviene del FMLN, el 8 % de las Fuerzas Armadas y el 6 % de la población civil.
La población total afiliada al ALGES se identifica por sus condiciones de discapacidad en sus diferentes tipos: física, mental, visual y auditiva y existe una alta correlación líneas entre las lesiones de guerra y las diferentes enfermedades identificadas en esta población.
“El 92 % de este colectivo, es eminentemente rural” dice Oscar Mejía Alas. “Como ALGES le seguimos -por esa razón- a la agricultura ecológica”, añadió. Cuenta a la fecha con 8 estaciones ecológicas, cuyo fin es recolectar la materia prima para la producción de insumos agroecológicos elaboradas por personas lisiadas de guerra, con asesoría técnica de ALGES, según informaciones.
Sin embargo sostiene que todo lo conseguido a la fecha, no es suficiente, porque involucra un desembolso grande de recursos económicos, y el Estado justifica que la economía salvadoreña está en crisis desde hace décadas, sin embargo confía en las políticas del actual gobiernos por dinamizar la economía del país.
Mejía Alas señala que la derecha ha retomado el control del órgano legislativo y está disputando el poder ejecutivo.
“Para ganarlo realiza todo tipo de maniobras sin importarle las consecuencias, no les importa afectar a la población con tal de lograr su objetivo” apostilló.
Frente a esa situación, convoca a cuidar las conquistas sociales del pueblo, fortalecer las organizaciones y apoyar al gobierno de izquierda que preside Sánchez Cerén.
” He luchado por ideales de justicia social y no he renunciado, pese al proceso lento de transformar el país, porque la derecha no descansa en su afán de destruir el programa de gobierno revolucionario del FMLN”, dice.
Cuentan que Oscar Mejía Alas es un aguerrido guerrillero libró sus primeros combates durante la primera ofensiva final, lanzada por el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) el 10 de enero de 1981; luego en 1989, ya con más años de experiencia en la guerra de guerrillas, participó al frente de un pelotón en la ofensiva Hasta el Tope y Punto “Febe Elizabeth… Vive” en Chalatenango y en la campaña militar de 1990 que culminaron con la firma de los Acuerdos de Paz en 1992.