Tres consecuencias actuales de la civilización de los empresarios

El modo de vida consumista basado en la explotación exponencial de recursos naturales colapsará por agotamiento, de petróleo, minerales, peces, tierras para el cultivo, escasez de agua…

Es el futuro menos dramático, violento, lleno de sacrificios, pero sostenible gracias a los recursos renovables y a una nueva organización humana posible.

Las otras dos son amenazas por completo trágicas.

Los especialistas advierten que desencadenado el calentamiento global habrá incendios, extinción de especies, terremotos, lluvias erosivas, largas sequías, aumento del nivel del mar, pandemias, infertilidad de las plantas alimenticias… lentamente la desaparición de los humanos.

La guerra nuclear es el fin rápido de la humanidad.

Los rusos “irán al paraíso” en caso de guerra nuclear, aseguró este jueves el presidente Vladimir Putin y… advirtió que todo agresor que quiera atacar su país con armas atómicas será “destruido”.

“El agresor debe comprender que el castigo es inevitable, que será destruido. Y nosotros, como víctimas de una agresión, como mártires, iremos al paraíso. Ellos [los agresores] simplemente morirán, ni siquiera tendrán tiempo de arrepentirse”, dijo Putin durante una conferencia del club Valdai organizada en Sochi. El Universo

Terminada la segunda guerra mundial Estados Unidos quedó intacto, se enriqueció y se hizo la gran potencia. Ahora las economías de China, Rusia, India, Japón, Corea, Europa, Brasil… Estados Unidos… compiten entre sí y no habrá espacio de crecimiento constante para todas. Antes una posibilidad para ganar a los adversarios era eliminarlos mediante la guerra. Hoy Occidente todavía lo intenta pero el resultado nuclear posible es la autodestrucción de todos.

La solución es una sola: el cambio a una nueva civilización global. Construir la relación sostenible con la naturaleza y fraterna de todos los pueblos.
No hay o es poca la actividad social pidiendo ese cambio.
Una izquierda del sistema es conservadurismo

Contacto romulo.pardo@gmail.com