Que China y Rusia detengan a Occidente

El chavismo no está solo lo han dicho con su fuerza Beijing y Moscú.

El gobierno fáctico de Occidente quiere todos los recursos naturales del mundo. Sabe que son finitos y que solo puede prolongar un tiempo su modo de vida abusivo pero es su obsesión… y su cálculo para el decrecimiento que ocurrirá.

A su democracia electoral no le importan los pueblos. Es como el nazismo penetrando sin svásticas en Centro América, Palestina, Yemen, Libia, Siria… Venezuela.

Tiene los tanques en Colombia.

Alguien debe contenerlo. Para hacerlo se necesitan armas nuevas y economía que resista.

Rusia y China juntas tienen los elementos y la voluntad porque no dudan que están en la lista de los invasores.

No son lo necesario para conservar la naturaleza porque también su objetivo es el crecimiento insostenible. Sin embargo pese a sus capitalistas son distintos a los occidentales creyentes del yo sin compromiso.

Su historia actual conserva huellas, débiles, de su época en que imaginaban otro mundo social que sería fraterno. Occidente no tiene el recuerdo próximo de una bandera así.

Mañana podrían sumarse India… varios otros. Ahora únicamente enfrentan al gobierno en la sombra, como potencias, China y Rusia.

Una izquierda del sistema es conservadurismo


Contacto romulo.pardo@gmail.com