“alternativas políticas a la crisis de Venezuela”

Respuesta a los Jesuitas, sobre “crisis en Venezuela”

Jose Amesty     08.Mar.2019    Opinión

8. Finalmente, la declaración afirma que la solución al problema de la crisis venezolana, deben venir como “medidas de presión desde el exterior”. Esto es una perla.

Respuesta a los Jesuitas, sobre “crisis en Venezuela”

Rev. José A. Amesty R.

A propósito del mensaje-declaración de los Jesuitas, quienes se reunieron en Lima-Perú, los días 4 al 6 del presente mes de marzo, del año en curso 2019, para reflexionar sobre “alternativas políticas a la crisis de Venezuela”, sin llegar a realizar un análisis exhaustivo, deseamos puntualizar algunos elementos del mensaje.

1. La actividad tuvo el apoyo de la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas, Venezuela. Universidad privada, que desde la asunción del comandante Chávez al poder en Venezuela, ha sido un centro de oposición que “promueve el odio y el racismo contra los pobres y nuestro presidente Chávez, y desde allí se organizan conspiraciones y ataques contra la democracia bolivariana y se hace culto permanente al modelo de vida norteamericano”. ¿por que no aprovechamos y nacionalizamos de una vez a las transnacionales de la educación como la Universidad Católica Andrés Bello?. Debemos nacionalizar estos espacios de la oligarquía educacional universitaria que funcionan como verdaderas transnacionales, ya que ni siquiera están a tono con la Constitución de nuestro país y mucho menos con las propuestas del sistema educativo bolivariano. Funcionan según les da la gana y motivados exclusivamente por el afán de lucro, promueven abierta o subliminalmente el asesinato de Chávez, estimulan la exclusión y justifican las diferencias de clases y la explotación capitalista, no mencionan por ninguna parte en sus pensum de estudios nada que tenga que ver con el plan de desarrollo económico y social de la nación, ni con los 10 objetivos estratégicos para el gran salto adelante, ni mucho menos con los cinco motores para profundizar la Revolución que está viviendo nuestro país pacíficamente”. Prof. Rafael Rodríguez V. Docente de la UBV – Aldea “Julio Morales Lara” / El Limón. Edo. Aragua, Venezuela.

“Mayo 09 de 2014.- Las comunidades de Antímano, Macarao, La Vega, Caricuao, Mamera, Montalbán, El Paraiso, Cota 905, de Caracas, se articularon, frente a la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) para repudiar los hechos violentos de los estudiantes de la derecha que trancaron la avenida Teherán y parte de la autopista el pasado martes 06, y pidieron la expropiación de una Universidad que atenta contra la paz y la estabilidad del país”. Aporrea.
2. El Seminario tuvo como eje central de la discusión, la tarea de clarificar los factores principales de la crisis que hoy vive el país y que afecta a la sociedad venezolana sin distinción de clases sociales, muy particularmente a los sectores más empobrecidos.
El documento, como se lee en su texto, en ningún momento clarifica los factores de la crisis.

3. Las deliberaciones del grupo se centraron en tres grandes preguntas: ¿cuál es el papel de los diversos actores sociales, políticos y armados en la coyuntura venezolana?, ¿cuál es la postura de los países y bloques transnacionales de poder que inciden en la crisis del país?, ¿cuál debe ser el aporte y la ruta de actuación de la Compañía de Jesús a partir de los diversos escenarios probables?
A excepción de la tercera pregunta, que abordaremos más adelante, las dos primeras preguntas, no son respondidas tácitamente en el mensaje.
4. Seguidamente el texto, comienza a enumerar una serie de problemáticas:

a) Deterioro de la democracia. Nunca en los años, antes de la revolución bolivariana, se vivieron procesos democráticos tan auténticos, como los actuales; resaltando que pasamos de una democracia representativa a una democracia participativa y protagónica.
b) Condiciones de vida del pueblo venezolano. Sin duda alguna, las condiciones de vida de los venezolanos, cambiaron y mejoraron en un margen sustancial en relación a años anteriores.
c) Un pueblo que pasa hambre. Está suficientemente documentado, que esta afirmación es falsa; hay un cambio de régimen alimenticio, provocado por los empresarios venezolanos, al esconder, no producir suficiente, y llevar su producción habitual a países vecinos. Acompañadas estas malsanas medidas por las políticas de bloqueo de Estados Unidos y sus aliados.
d) Atención medica. Es obvio, que se olvida la política de salud para el pueblo, del gobierno, al propiciar el Plan Barrio Adentro, que lleva la atención a la casa, la cercanía de los Centros de Diagnostico Integral CDI, y los múltiples hospitales creados por el Estado. Si mencionamos, la batalla contra los saqueadores de hospitales y centros de salud, por parte de personas e instituciones privadas, cuando el estado provee los insumos para la salud.
e) Los mínimos servicios públicos se han incrementado en revolución.
f) Los salarios se han aumentado como nunca en los periodos revolucionarios.
g) Las garantías constitucionales para la protesta pacífica son amparadas.
h) Se mencionan otros elementos, que caen sobre su propio peso al enunciarlas.

5. Se reafirma la posición de estar plenamente avalados y acompañar a sus hermanos obispos de Venezuela al afirmar que “vivimos un régimen de facto, sin respeto a las garantías previstas en la Constitución y en los más altos principios de dignidad del pueblo”. Elementos que están suficientemente debatidos, aclarados y desmentidos.

6. El tema de la Asamblea Nacional, “electa con el voto libre y democrático de los venezolanos, actualmente es el único órgano del poder público con legitimidad para ejercer soberanamente sus competencias”, igualmente olvidan, los hechos históricos que la Asamblea opto por retirarse del juego político y extrañamente legislar desde fuera del país.

7. Mencionaremos los tres elementos que asumen como tarea: Rechazar la violación de los Derechos humanos, Atender a los Migrantes y Contribuir “a reducir la desinformación, los prejuicios y la polarización que existe en la opinión pública y generar una auténtica solidaridad”. Ninguna de estas tareas de los hermanos Jesuitas apuntan a cómo lo van a hacer.

8. Finalmente, la declaración afirma que la solución al problema de la crisis venezolana, deben venir como “medidas de presión desde el exterior”. Esto es una perla.