Los participantes conocieron los logros del Gobierno Sandinista en su esfuerzo por acabar con la desigualdad entre hombres y mujeres

Nicaragua resalta en el II Encuentro de Mujeres Latinoamericanas

Luchadoras sociales, profesionales, emprendedoras, intelectuales y artistas participan en el evento participan al II Encuentro de la Mujer Latinoamericana que se desarrolla en Perú con el auspicio de la Unión Popular de Mujeres Peruanas y la Federación de Mujeres Todas Somos Micaela.

La embajadora de Nicaragua en Perú, Marcela Pérez Silva, resaltó los principales logros del Gobierno Sandinista en su esfuerzo por acabar con la desigualdad entre hombres y mujeres, a través de estrategias, políticas públicas y programas sociales que restituyan a las mujeres sus derechos y fortalezcan sus capacidades.

Estos esfuerzos, señaló la embajadora, han sido reconocidos en los informes de la ONU, que otorgan a Nicaragua el primer lugar en el mundo en cargos ministeriales ocupados por mujeres y el quinto puesto en participación parlamentaria.

Asimismo resaltó que el informe 2018 del Foro Económico Mundial (FEM) ubica a Nicaragua como el quinto país en el ranking mundial en la reducción de la brecha de género.

Pérez Silva explicó que la política de género del Gobierno sandinista establece que la igualdad entre hombres y mujeres, además de ser un derecho humano es una necesidad estratégica para la construcción de una sociedad más justa.

En ese sentido se han dictado leyes que protegen a las mujeres contra la violencia y garantizan su participación en el 50% de todos los cargos de elección popular.

Además, la diplomática destacó los programas sociales como Hambre Cero que ha beneficiado a 200 mil mujeres rurales con un Bono Productivo Alimentario; Usura Cero que otorga microcréditos a socias urbanas; y la entrega de Títulos de Propiedad a las mujeres jefas de familia, que ha roto con la tradición patriarcal y las ha convertido en sujetas de crédito.

Por su parte, Sagrario Urgel Aguilar, adjunta civil de la Embajada de Bolivia, destacó el rol protagónico de las mujeres en la política boliviana, así como las transformaciones económicas, sociales y políticas de su país durante el gobierno del presidente Evo Morales, entre las que destaca la promulgación de la nueva Constitución en 2009, bajo los principios de paridad y equidad.

Esto ha permitido una importante participación de mujeres e indígenas en la política, entre otros sectores populares. Prueba de lo cual es que la actual Asamblea Legislativa cuenta con 51 por ciento de mujeres, siendo la flamante presidenta de la Cámara de Senadores, Adriana Salvatierra de 29 años de edad, la más joven persona en ese cargo, en la historia de Bolivia.