Críticas a la Izquierda Latinoamericana

Lo que no debe Hacer y Ser la Izquierda en América Latina

Apostemos a la creatividad revolucionaria, errando pero levantándonos y aprendiendo de ellos. Tenemos un enemigo, que no vacila en burlarse de nosotros.

Lo que no debe Hacer y Ser la Izquierda en América Latina

Lic. Jose A. Amesty R.

A propósito de algunas críticas hacia la Izquierda Latinoamericana, aparecidas en las redes sociales, me atrevo a puntualizar las siguientes apreciaciones, con ánimos de abrir el debate y la discusión, y sin tratar de imponer nuestros puntos de vista. Son apuntes para la tertulia revolucionaria.

La izquierda no debe:

1. Propiciar principios de supremacía de clases y razas superiores.
2. Tutelar a la sociedad subdesarrollada.
3. Creer en la supervivencia del más apto.
4. No ser exclusivos ni someter a los demás a sus postulados.
5. Nunca oponerse a los cambios que modifiquen algo.
6. Nunca ser intervencionistas.
7. No imponer la visión de democracia defendida.
8. No pretender mantener el orden y la paz mundial.
9. No controlar los medios de comunicación, manipular los hechos y realidad objetiva, ni la mentira.
10. En resumen, la Izquierda nunca se debe entretener, divertir con la mentira.
11. Cuando gana elecciones en determinados países y ocasiones, evitar los reformismos.
12. Nunca debe manipular nada, para mantener y ganarse el favor del pueblo.

Todo lo anterior, son en esencia postulados y quehaceres de la derecha latinoamericana, no nos equivoquemos!

Tenemos experiencias revolucionarias, de gran valor, lindas e importantes en América Latina, como para ensayar errores tan banales.

Apostemos a la creatividad revolucionaria, errando pero levantándonos y aprendiendo de ellos. Tenemos un enemigo, que no vacila en burlarse de nosotros.

Nuestras generaciones del futuro, verán en la Izquierda Latinoamericana, un ejemplo de lo que debe ser: Una Izquierda emulando los principios de la gestión activa, creativa, pro activa y popular, en beneficio de los más desposeídos de la Tierra. Aplicando políticas coherentes con la realidad de los pueblos.

Adelante, si caímos, levantémonos y retomemos nuestro rumbo liberador.