Almagro tuvo la oportunidad de ver de cerca a Bolivia en el aspecto político, económico y social (Pary)

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), el uruguayo Luis Almagro, en su visita oficial a Bolivia pudo ver de cerca lo que sucede en el país en el ámbito político, económico y social, dijo el domingo el canciller Diego Pary.

“El secretario general durante esta visita a podido ver todo lo que está sucediendo en el país en lo político, en lo económico, en lo social, el secretario general en persona a podido conversar con la oposición, ha podido visitar los centros más importantes de desarrollo que Bolivia ha impulsado, ha podido compartir y escuchar lo que la gente le dice, no tiene mejor prueba que el escuchar y compartir con la gente de lo que está sucediendo en Bolivia”, señaló en entrevista con medios estatales.

Almagro llegó a Bolivia el viernes y en el marco de su agenda se reunió con el presidente Evo Morales, firmó un acuerdo que garantiza el trabajo de la misión de observación para los comicios de octubre y se encontró con líderes de la oposición boliviana.

Además, visitó la Planta de Amoniaco y Urea, emplazada en el municipio de Entre Ríos, en el trópico de Cochabamba, conoció el chaco del jefe de Estado, donde compartió algunos momentos con los pobladores de la región y también hizo un sobrevuelo en el que comprobó la reducción de cultivos de hoja de coca.

“Ha estado en nuestro teleférico con lo cual ha quedado muy impresionado un medio de transporte nuevo, innovador y que es digno de ser replicado en otros países”, indicó.

Pary lamentó la actitud violenta de algunos candidatos de oposición que tuvieron una actitud agresiva con el Secretario General de la OEA, aspecto que -dijo- da una mala imagen de la oposición que se tiene en el país y no contribuye al fortalecimiento de la democracia ni la libertad de expresión.

Por otra parte, el jefe la diplomacia boliviana, explicó que la firma del acuerdo relativo a los privilegios e inmunidades de los observadores de ese organismo regional en las elecciones generales de Bolivia, pautadas para el 20 de octubre, obedece a que el Ejecutivo quiere que esos comicios sean lo más transparentes posibles.

“Nosotros no tenemos limitación y lo ha dicho el presidente a ningún organismo internacional a ningún país que quiera venir a observar las elecciones de Bolivia, estamos abiertos a quienes lleguen, hagan seguimiento al proceso pre durante y posterior a las elecciones”, puntualizó.

Reveló que serán más de 100 delegados que desarrollarán sus funciones sin ninguna dificultad y añadió que se tiene un segundo acuerdo que será firmado por el Tribunal Supremo Electoral en el que se establecerán los procedimientos del trabajo que realizarán esos observadores.

Finalmente, Pary insistió en que Bolivia es un país que tiene buen relacionamiento con todos los países del mundo siempre en el marco del respeto a la soberanía de los pueblos.

“Somos un país que nos hemos relacionado con todos, con el secretario general tuvimos diferencias y seguro en adelante también tendremos algunas diferencias, pero eso no significa que no tengamos que recibirlo en el país, que no podamos dialogar”, añadió.

ABI