El Padre Nuestro Chavista

Paráfrasis del “Padre Nuestro” hacia Hugo Chávez

No sé si notan, que esta es una oración solidaria, política, muy cercana a los postulados revolucionarios, humana, fraterna y sororial, materna y paterna., y hasta universal. Muy lejana a lo herético, profano, sacrílego. No mezclemos la oración prototipo de Jesús de Palestina, con esta excelente oración propia de una vivencia profunda con los valores patrios. La experiencia de haber vivido en los tiempos de Chávez, es una experiencia espiritual, muy ligada a los sentimientos emocionales con la madre patria.

Paráfrasis del “Padre Nuestro” hacia Hugo Chávez

Rev. José A. Amesty R.

A propósito de la crítica y posición actual de algunos sectores Evangélicos y Católicos, alrededor de un hecho ocurrido en el año 2014, cuando el Partido Socialista Unido de Venezuela PSUV, se reunió en el marco del Primer Taller para el Diseño del Sistema de Formación Socialista y elaboró la “Oración del Delegado”, donde se realizo una paráfrasis de la Oración del Padre Nuestro de Jesús de Palestina.

Desde los sectores católicos se habla de que el Padre Nuestro, “forma parte del patrimonio sagrado de la Iglesia”. Se rechaza por ser una “manipulación e instrumentalización del Padre Nuestro. Según, es intocable. Se “deben respetar los símbolos, las oraciones y los elementos religiosos”.

Desde el sector evangélico, se utiliza la palabra favorita de este sector, es una “herejía”, también apostasía, profanación, detracción y sacrilegio, además de otros improperios.

No deseamos, por ahora, referirnos a cada una de estas apreciaciones, sino hacer un análisis cercano a lo que en realidad significa esta oración-paráfrasis.

Este es el texto completo de la oración:

Chávez nuestro que estás en el cielo En la tierra, en el mar y en nosotros, los y las delegadas Santificado sea tu nombre Venga a nosotros tu legado para llevarlo a los pueblos de aquí y de allá Danos hoy tu luz para que nos guíe cada día No nos dejes caer en la tentación del capitalismo Mas líbranos de la maldad de la oligarquía y del delito del contrabando Porque de nosotros y nosotras es la patria, la paz y la vida Por los siglos de los siglos amén. Viva Chávez.

1. Iniciamos señalando que la oración tiene que ser entendida en el contexto de un sentimiento patrio, profundamente emocional. El año anterior, a la redacción de la oración, muere Chávez y está vivo su recuerdo, su dolor. La gente amaba mucho al comandante y una forma de recordarlo es levantar una oración y cual más no sería sino la oración del Padre Nuestro, clave en la religiosidad popular.

2. Reitero que el sentido patrio, profundo, ve a Chávez en la tierra, el mar y en nosotros, recordando al mismo Chávez, cuando dijo: Chávez eres tú mujer, hombre, campesino/a, niño/a, joven, otros. Al ubicarlo en el cielo, responde a la esperanza cristiana, que obedece a la presencia allí, de toda persona que amamos. No es la idea de cielo que se maneja en la tradición cristiana.

3. Cuando santificamos el nombre de Chávez, nunca está referido a la noción de santificación que manejamos en el medio cristiano. Se refiere aquí a la verdad de buena persona como buena gente, de buen amador de la humanidad. Y esto es innegable en Chávez.

4. La idea del Legado de Chávez, es una idea que surge, muy cercana a su muerte, tratando de mantener en el imaginario colectivo, su recuerdo, su vida y su aporte al pueblo venezolano y latinoamericano.

5. Por supuesto, su obra, sus enseñanzas y su ejemplo, deben ser una luz, luminaria para seguir adelante con su proyecto emancipador.

6. Con la idea del capitalismo como tentación, más bien se queda corta la oración, porque el capitalismo es más que una tentación, sería más bien líbranos del capitalismo.

7. Y por supuesto, y además, líbranos de la oligarquía y ayúdanos a no caer en la tentación, del contrabando.

8. Desear que de nosotros sea la patria, la paz y la vida, por los siglos de los siglos, debe ser una premisa verdaderamente cristiana, por eso gritamos Viva Chávez.

No sé si notan, que esta es una oración solidaria, política, muy cercana a los postulados revolucionarios, humana, fraterna y sororial, materna y paterna., y hasta universal. Muy lejana a lo herético, profano, sacrílego. No mezclemos la oración prototipo de Jesús de Palestina, con esta excelente oración propia de una vivencia profunda con los valores patrios. La experiencia de haber vivido en los tiempos de Chávez, es una experiencia espiritual, muy ligada a los sentimientos emocionales con la madre patria.

Finalmente, deseamos señalar que la oración está dedicada y dirigida al “Delegado” del partido, a la mujer y hombre del pueblo que lucha cada día, por mantener vivo el legado del comandante Chávez y por mantener, afianzar y preservar los logros de la Revolución Bolivariana.

Además, así como, lo señalo, en esa oportunidad, el Presidente Obrero Nicolás Maduro: “La Revolución se encuentra (en ese momento), en una fase que exige cada vez más formación en valores”.

“Cuando nos preguntamos qué valores debemos formar, y cuando nos preguntamos dónde debemos formar esos valores, tiene una sola respuesta: debemos formarnos en los valores de Chávez en el combate diario en la calle, creando, construyendo Revolución, haciendo Revolución”.