Política

El contacto venezolano en Noruega, un cambio

Grupo de Contacto destaca la buena disposición del gobierno y la oposición para establecer diálogos en Venezuela. Esta formación cuenta con integrantes de diversos países y está trabajando en la búsqueda de soluciones pacíficas a la actual crisis en Venezuela. Emol
Maduro ha dicho que hay buenas noticias del inicio de las conversaciones de Oslo anotando que es una de muchas anteriores fracasadas.

la :: Asalto a Venezuela

22-05-2019

Estados Unidos no participa formalmente aunque es o fue decisivo. En febrero de 2018 cuando uno de los mediadores era Rodríguez Zapatero hubo un documento acordado por la oposición con el gobierno y al momento de la firma la llamada de un funcionario estadounidense lo anuló.

En este momento la situación de las partes, en especial de los golpistas, parece haber cambiado de manera importante.

Maduro llega con victorias que no han podido ser ocultadas, el apoyo activo en el pueblo, la lealtad de los militares, el respaldo internacional de Rusia y China como potencias.

Su debilidad es el efecto grave que ya ha provocado en el país la guerra comercial financiera de Estados Unidos, un estudio dice que 40. 000 personas han muerto por el bloqueo a la compra de medicamentos y alimentos.

La oposición venezolana acude luego de duras derrotas. Fracaso en febrero para entrar camiones desde Colombia, el 30 de abril del plan para hacer expulsar a Maduro por el ejército, después de ese día el escaso número de asistentes al llamado a manifestarse frente a los cuarteles.

Algunos sostienen que se ha producido un desajuste entre los partidos de oposición. La afirmación del diputado Guaidó de estar abierto a aceptar una invasión de ejércitos extranjeros para hacer una guerra en el país puede haber sido un punto de discusión.
Hasta el momento el diputado no ha expresado apoyo a un desarrollo en Oslo; es difícil que un político que tenía como objetivo el fin del gobierno de Maduro en veinte días haya cambiado para ser parte de un diálogo con él.

La política de Washington hacia el gobierno de Venezuela queda afectada y está en duda. Ha perdido en todos sus planes.

En círculos de la Casa Blanca se dice que podría haber un cambio en los asesores de esa línea porque Trump, que busca la reelección, siente haber sido engañado desdibujando su posición de no ir a guerras militares en el mundo sino a las de sanciones y de injerencia para subversiones locales.

Lateralmente un acuerdo entre venezolanos deja sin base el argumento de miles de militares cubanos detrás de Maduro usado para la aplicación de la Ley Helms-Burton, que ha agravado el asedio a la revolución socialista.

¿Cómo volvería Estados Unidos atrás?

La agresiva Colombia tiene problemas internos, asesinato de líderes sociales y exguerrilleros, desalojos y migración de campesinos, una acusación de golpe de estado desacatando de hecho una resolución judicial en el caso Jesús Santrich, una economía en dificultades.

La confianza en una intervención de Bolsonaro en Venezuela disminuye junto con su conducción económica bajo crítica, el peligro de ascenso de Lula y la pérdida de apoyo en la población, hubo marchas en más de 200 ciudades en su contra. En Estados Unidos importantes demócratas y republicanos se negaron a participar en un homenaje a él, uno de ellos el expresidente Bush.

Un nuevo resultado negativo en Noruega es posible pero es claro que se han producido cambios en la oposición interna y externa.
Ya no es segura la obediencia de todos los partidos locales a Trump y su equipo. Oslo es lo contrario de la política golpista aplicada hace menos de un mes.

A nivel de futuro global la Unión Europea el 10 de mayo agotó su parte de recursos naturales renovables y empezó a vivir `a crédito` contra el resto de la humanidad.

La Tierra cada año es más pobre de medios para la vida.

El Orden planetario de los empresarios es insostenible. No les sirve ni siquiera la conquista.