Venezuela: La hipocresía de la CIA y el gobierno de Bush

La preocupación del Departamento de EEUU del enfrentamiento en la UCV

La doble moral de la administración de George Bush, saca su arsenal de mentiras en torno a los incidentes en la Universidad central de Venezuela (UCV), apoyando su versión en el montaje mediático de la televisora GLOBOVISION, que atribuye los enfrentamientos a una “embocada” de estudiantes por el SI contra los manifestantes por el NO que volvían de una marcha, luego de entregar un documento en Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

La realidad supera la ficción de esta imagen armada por los medios privados venezolanos, CNN. Los videos de Catia TV y TV Ávila, emisoras comunitarias, muestra como el bus quemado, fue realizado por los manifestantes opositores, al igual que el ataque a los estudiantes que apoyan a la Reforma. De manera irracional y con una violencia descontrolada, destruyeron la Escuela Trabajo Social, provocaron incendios y gritaban los vamos a “linchar chavístas”, llegando a rodear el edificio y asaltarlo por el techo del inmueble.

La mayoría de los estudiantes cercados adeptos a la reforma, eran mujeres aterradas por este hecho criminal. La prensa privada solo muestra una foto, donde los manifestantes intentaban ingresar a la escuela, donde parece un estudiante que en defensa de su vida portaba un arma. Pero no muestran las armas de los atacantes, como la indumentaria de los “pacíficos” manifestantes, que llevaban cascos industriales, mascarillas antigases, y armas casera de perdigones.

El intento de los trabajadores de la UCV de mediar y sacar a los estudiantes asediados, tuvo como respuesta la violencia, fueron golpeados brutalmente, ante lo que podía ser una tragedia, se hizo un llamado a los grupos sociales, que llegaron a la facultad en motos, hecho que permitió que los estudiantes asediados se refugiaran en el Hospital Universitario. La mayoría de ellos presentaban contusiones, heridas de bala y asfixia producto de los incendios y bombas lacrimógenas que portaban los manifestantes.

Este hecho confirma la matriz que se esta creando en Venezuela, donde la violencia en las marchas ante el CNE, como en los constantes cortes en la avenidas de Caracas y varias regiones del país, quema de carros, y se ataca a la policía y fuerzas del orden.

Las imágenes reales de estos actos vandálicos, son omitidas por la prensa internacional en la quema del transporte de la Universidad, GLOBOVISIÓN difunde una cuña política, sin firma y convocando un acto para este sábado 9 de noviembre, con estudiantes opositores acusan a otros sectores de hecho, llaman a la no violencia.

Esos hechos confirman la campaña mediática instaurada en Venezuela, con la mentira y la creación de imágenes manipuladas, por los medios privados y con la cobertura inmediata de CNN, televisora al servicio del Departamento de EEUU, en las campañas que esta nación emprende, como la mentira de las armas químicas en Irak.

Las declaraciones del portavoz del Departamento de Estado, Sean McCormack, donde manifestó que “esta es otra indicación del tipo de ambiente que estamos viviendo en Venezuela, es realmente preocupante”, a lo que acotó “pistoleros enmascarados dispararon contra los estudiantes que estaban realizado una protesta pacifica “. Los refranes de los viejos dicen “que no hay peor ciego, que el no quiere ver”, pero en este caso el refrán sería “no quiero ver la realidad, porque veo la imagen que quiero crear”.

La ofensiva del modelo desestabilizador se apoya en los medios privados de prensa y la política intervensionista estadounidense.

No es nueva la intervención de la CIA y la administración estadounidense en América Latina, se arrastra desde el siglo IXX y XX en la Doctrina Monroe, “América para los americanos”, pero las intervenciones en Panamá (desgajando este territorio de la Gran Colombia), México y Centroamérica, creaban el antecedente que ese concepto, se refería a la dominación del Continente por el nuevo imperialismo mundial.

Los métodos no han cambiado en las distintas administraciones de EEUU, crear una imagen preconcebida de gobiernos enemigos de la democracia, ya sean populistas, socialistas o humanistas, todo son enemigos del estatus quo capitalista - neoliberal, de los valores de una sociedad sustentada en la explotación de las mayorías sociales, marginas por la grandes acumulaciones de riquezas.

En esa defensa a ultranza de su modelo de dominación, utiliza los medios locales y la grandes trasnacionales de la información, para repetir su gran mentira, dejando a la propaganda nazi de Hitler como un niño de pecho, pero como sistema pragmático, mira el “ojo en la paja ajeno” armando su imagen, sin mirar “el tronco e su sociedad”. Donde la violación a los derechos humanos, la tortura, las detenciones ilegales, son un derecho de Ley, en aras de defender sus modelos de vida.

No hay ninguna traba en EEUU legal para invadir a otras naciones violando a las Naciones Unidas (ONU), como para crear falsas imágenes, organizar planes desestabilizadores utilizando a la CIA, con sus cárceles clandestinas y los secuestros internacionales, como el de Noriega en Panamá o el de Bertand Arístide en Haití, o el intento de secuestro del presidente Hugo Chávez en el golpe militar de abril del 2002.

La intervención descarada de la administración Bush en Venezuela, donde sus ambiciones por controlar los recursos petroleros no tienen límites, además cuenta con la anuencia de una oligarquía política, enriquecida por la renta petrolera, como socios incondicionales de sus intereses. Como las cadenas privadas de comunicación venezolanas, que se encadenan informativamente de manera instantánea, para vender la imagen preconcebida en los planes desestabilizadores, ante la derrota inminente en la aprobación de la Reforma Constitucional en diciembre.

E-mail: diegojolivera@gmail.com