El Sandinismo sigue Vivo en el Pueblo Nicaragüense

La Conciencia Revolucionaria del Pueblo Sandinista

Creemos que la Conciencia Revolucionaria, castiga y no avala, las acusaciones, si fueran verdaderas, contra los líderes sandinistas, pero lo que no hace, al igual que la Conciencia Cristiana, es hacer leña del árbol caído.

La Conciencia Revolucionaria del Pueblo Sandinista

Lic. José A. Amesty R.

Con motivo de la celebración del 40 aniversario de la Revolución Popular Sandinista, acontecida el 19 de julio pasado en Managua, Nicaragua, deseamos hacer algunas reflexiones, a partir de los análisis posteriores del acto.

1. Sin duda alguna, fue uno de los actos de masas, más concurridos, por lo menos en los últimos años. Se calculan mínimo 500 mil personas, incluso, muchas personas no pudieron llegar hasta cerca de la tarima principal, donde algunos viajaron por lo menos, 600 kilómetros desde sus ciudades, pueblos y localidades, es decir, alrededor de 6 horas de viaje hasta Managua. Esto denota cierta motivación por asistir a la celebración.

2. Un dato significativo es que este medio millón de personas, son en lenguaje electoral, son votos duros, pueblo netamente sandinista.

3. La experiencia de movilizaciones en la Revolución Bolivariana, de la cual procedo, indica que en este pueblo Nicaragüense, existe Conciencia Revolucionaria. Algunos repostaran inmediatamente, que la asistencia a los actos masivos de masas en contextos revolucionarios, no indica que la gente tenga Conciencia Revolucionaria.

4. Y es que en general, la Conciencia Revolucionaria implica sensibilidad por los semejantes, rechazo a la explotación del ser humano y rechazo a explotar la fuerza de trabajo para beneficio de una persona o grupo. Es obvio, que el pueblo nicaragüense sandinista está repleto de estas verdades y que, estuvieron conscientes de que el año pasado casi perdieron los beneficios de la Revolución Sandinista.

5. No obstante, la definición general de Conciencia Revolucionaria, la experiencia señalada de donde provengo, nos revela que cuando un pueblo responde a la convocatoria, es porque tiene Conciencia Revolucionaria. Y hay dos formas de responder. Responde a sus líderes, o responde a los ideales revolucionarios, en este caso, al ideal Sandinista, o al ideal Bolivariano, o al ideal Martiano, o al ideal del Kirchnerismo, o al ideal Alfarista-Correista, u otros.

6. En el caso que nos ocupa, conocemos de la campaña de desacredito contra los líderes del sandinismo, incluido su presidente, pero también conocemos de los altos ideales sandinistas enraizados en el pueblo nicaragüense.

7. Creemos que la Conciencia Revolucionaria, castiga y no avala, las acusaciones, si fueran verdaderas, contra los líderes sandinistas, pero lo que no hace, al igual que la Conciencia Cristiana, es hacer leña del árbol caído.

8. Otro elemento, de la Conciencia Revolucionaria del Pueblo Sandinista Nicaragüense, es la aprobación fáctica de los discursos de sus líderes. El pueblo no es tonto, sabe cuando se habla con la verdad, sabe cuando lo engañan y aprueba las arengas que tienen que ver con alimentar sus ideales.

9. Sin duda alguna, los discursos de los dos pastores evangélicos, uno Nica y el otro Norteamericano, no llegaron a la gente, no motivaron, más bien, según algunos, fueron discursos que agotaron a la gente, por lo extenso y por la falta de empatía hacia la gente. Aquí algunos preguntaran: por que hablaron dos evangélicos?, sería por estrategia política?, ante el resurgir de los evangélicos, tanto en Nicaragua como en muchos países de América Latina y su influencia en comicios electorales.

10. Por otro lado, los discursos del padre católico Antonio Castro, el “huracán” de Delcy Rodríguez y aunque no lo crean algunos, las palabras de Daniel Ortega, sí llegaron a la gente. Fueron momentos cumbres, fueron ovacionados por la multitud.

11. Delcy Rodríguez: “Llegamos a esta celebración en medio de peligrosas amenazas contra las tres revoluciones, contra Cuba, Nicaragua y Venezuela. Bloqueos económicos criminales que pretenden azotar la conciencia de nuestros pueblos libres e independientes. ¡Imposible! les decimos ¡Imposible! (…) Desde acá - continuó Rodríguez - desde la Nicaragua libre que resiste y vence, desde la Cuba libre que resiste y es victoriosa, desde la Venezuela indestructible, le tenemos que decir malas noticias Señor Trump… ¡Más nunca seremos patio trasero de nadie! ¡Váyase con su Doctrina monroísta bien lejos!”. Ovaciones…

12. Daniel Ortega: “Yo les he dicho a esos que se ponen a andar repitiendo que hay que hacer ya las elecciones… ¿Y qué quieren? Que los barramos y después salgan diciendo que les robamos. Tenemos la confianza y la convicción - concluyó - de que este pueblo sabrá defender sus intereses, sabrá defender sus derechos, sabrá defender la soberanía de la Patria, como lo ha venido haciendo a lo largo de su historia y sobre todo en los últimos tiempos”. Ovaciones…

13. Finalmente, de estas reflexiones surge la impronta que “solo el pueblo salva al pueblo”. Es definitivo, que el Sandinismo sigue vivo en el pueblo Nicaragüense.