Estocolmo, Suecia

Frente a la embajada de Colombia en Estocolmo exigimos la defensa de la Paz

El viernes 26 de julio, con un soleado día de verano, colombianos residentes en Estocolmo y representantes de organizaciones latinoamericanas acudieron al llamado de movilización nacional e internacional por la vida de las lideresas y los líderes sociales en Colombia.

Un nutrido grupo de personas se reunió frente a la Embajada de Colombia en Estocolmo con un gran despliegue de lienzos y banderas, exigiendo el término de la persecución y asesinatos a dirigentes sociales. Desde la firma del Acuerdo de Paz en el año 2016 hasta la fecha, han sido asesinados más de 623 dirigentes.

En la manifestación hicieron uso de la palabra dirigentes colombianos y latinoamericanos. Los asistentes pifiaron al darse cuenta que personal de la embajada desde su recinto filmaban y sacaban fotos de la manifestación, y expresaron con gritos su indignación ante la postura encubridora y cómplice del gobierno colombiano:

¡Ahí están, esos son, los que venden la nación!

¡Duque, asesino!

¡Duque, paraco, el pueblo está berraco!

¡Justicia, verdad, no a la impunidad!

Un detalle gracioso fue la performance de una persona disfrazada como Donald Trump paseándose frente a los manifestantes y decretando que Colombia pertenece a los Estados Unidos.

Al terminar la manifestación los asistentes acordaron seguir realizando acciones callejeras denunciando los crímenes en Colombia y en defensa de la Paz. Se planifica un reclamo al gobierno sueco que siguiendo el guión de Washington no dudó en reconocer al títere Guaidó en Venezuela, mientras que guarda silencio ante los atroces crímenes de lesa humanidad que suceden a diario en Colombia.

¡El gobierno de Colombia prometió Paz, pero nos da la muerte!

¡OTAN fuera de Colombia!

¡No a la presencia militar de EE.UU. en América Latina!

¡América Latina es Zona de Paz – Yankees, go home!