Ojo Al Cristo!

Grupo “Progresista”?

Hay un asunto preocupante y que llama poderosamente la atención, en ningún momento de la Declaración del Grupo Progresista Latinoamericano, ni en otros documentos y noticias al respecto, hay la mínima alusión al papel del imperialismo norteamericano en la incidencia latinoamericana y en los gobiernos de la región. Sólo se menciona a la Derecha como el único sujeto a enfrentar.

Grupo “Progresista”?
Ojo Al Cristo

Lic. José A. Amesty R.

Previo al XXV Encuentro del Foro de Sao Paulo, Celebrado en Caracas, Venezuela, del 25 al 28 Julio 2019, más o menos 15 días antes, se llevó a cabo un Encuentro, realizado en Puebla, México, donde un grupo de intelectuales y referentes políticos de América Latina, al final del mismo, conformó el Grupo Progresista Latinoamericano GPL, del mismo surge la Declaración de Puebla. El documento fue presentado el 14 de Julio 2019.

Entre los participantes estuvieron el mexicano Cuauhtémoc Cárdenas, el brasileño Fernando Haddad, el colombiano Ernesto Samper, el chileno Marco Enríquez-Ominami, entre otros. Deseamos hacer unas observaciones, tanto al documento, como a la iniciativa en sí.

El subtitulo de éste articulo va en la línea de la expresión popular latinoamericana, que refleja cual debería ser nuestra actitud, ante los acontecimientos políticos actuales, en este caso, la asunción de éste grupo, y revisar el término “progresista”.

Objetivo del Grupo: “Es un espacio de reflexión y de intercambio político (respeta las preferencias partidarias de cada participante), para analizar los desafíos comunes, trazando iniciativas conjuntas, en pos del desarrollo integral de nuestros pueblos”.

Análisis de la Realidad Latinoamericana: Auge y ola de gobiernos neoliberales; burdas formas de intervención judicial, manipulando los procedimientos legales, buscando silenciar, intimidar, restringir las libertades de los representantes populares; la hegemonía comunicacional de derecha, demonizando los proyectos de las organizaciones sociales y políticas; las nuevas tecnologías, al inicio aliadas de los movimientos populares, son controladas por monopolios que, amplifican los riesgos en materia de desempleo, precarización, desigualdad.

Propuesta del Grupo: Construir un nuevo proyecto común que, aprendiendo de nuestros errores, y recuperando nuestra vocación de mayorías y de gobierno, nos permita devolver a nuestros pueblos la esperanza de una sociedad más justa, más solidaria, más igualitaria. A su vez, diseñar una nueva mirada, que se ajuste a los nuevos tiempos, y convoque a todos los sectores de la sociedad a cuestionar el orden imperante, denunciando los intereses de la derecha, trabajando la política a través de nuevos vínculos, entre el mundo del trabajo y nuestros debates, promoviendo nuevas expresiones de organización social y ciudadana.

Acciones inmediatas: Lograr erradicar el hambre; garantizar una educación y salud pública de calidad, junto a una vivienda digna; impulsar un modelo económico de crecimiento con inclusión; defender el trabajo; democratizar el acceso a la innovación y la tecnología, para pequeñas y medianas empresas, abordar de forma integral la situación energética de la región; diseñar iniciativas efectivas para acabar con el narcotráfico.

Metodología del Grupo Progresista Latinoamericano: Firma de la Declaración; establecer un mecanismo de Solidaridad Horizontal, de cara a las amenazas; crear un espacio digital, para actualizar la información, promoviendo el dialogo continuo; crear espacios para analizar asesorar al grupo, por ejemplo, en la creada Comisión por la Justicia y la Democracia, conformada por abogados latinoamericanos, para enfrentar las embestidas de la Guerra Judicial. La Estructura del Grupo, tiene una Secretaria Permanente, que se reunirá cada 3 o 6 meses.

Por último, el grupo celebra el triunfo de Andrés Manuel López Obrador y Morena en México; alienta el triunfo de Daniel Martínez en Uruguay, Evo Morales en Bolivia y la dupla Alberto Fernández-Cristina Kirchner en Argentina.

Análisis:

1. Al ser un grupo de intelectuales y referentes políticos, para la reflexión y el intercambio, sin ser de la elite política que decide, y más aun, cuando se respetan sus afiliaciones partidistas, creemos no incidan mucho en la Política con P mayúscula latinoamericana.
2. El análisis de la realidad regional., además de ser sólo enunciativo de los problemas, no propone soluciones o alternativas a los mismos.
3. En relación a la propuesta del Grupo, propone varios asuntos como nuevos, pero por un lado, no son nada nuevos (“nuevo proyecto, nueva mirada, nuevas expresiones”) y por otro lado, al igual que el análisis de la realidad latinoamericana, no hay propuestas concretas.
4. En cuanto a las acciones inmediatas a solucionar, las mismas parecen ser copia fiel y exacta de organismos como la ONU, OEA, otros.
5. No existe un método explicito, para como Grupo, viabilizar la solución a los problemas. Plantea una serie de actividades y creación de alguna instancia, que no son el método.
6. Hay un asunto preocupante y que llama poderosamente la atención, en ningún momento de la Declaración del Grupo Progresista Latinoamericano, ni en otros documentos y noticias al respecto, hay la mínima alusión al papel del imperialismo norteamericano en la incidencia latinoamericana y en los gobiernos de la región. Sólo se menciona a la Derecha como el único sujeto a enfrentar.

Haciendo de abogado del diablo, el hecho de plantearse cómo una iniciativa de sectores progresistas, planteamos que hay varias posibles formas de verse el término progresista: una puede interpretarse como una simple consigna, sin contenido ideológico, entendido como un concepto que indica la existencia de un sentido de mejora en la condición humana.

Otra vía puede ser, entender progresista, como una ideología-doctrina que defiende y busca el desarrollo de una sociedad en lo económico, social, científico cultural, pero adhiriendo practicas y principios ligados al liberalismo y a tendencias socializadoras, como por ejemplo, la idea del nefasto capitalismo popular.

Esta tesis progresista, curiosamente en Estados Unidos, está ligada a los liberales, es decir, el término liberal equivale a progresista. En este sentido, ni es nueva ni es innovadora, es una réplica de las políticas norteamericanas en nuestra política regional.

A su vez, la tesis alude a tomar lo mejor de los enfoques de izquierda y de los liberales, tomando lo mejor de cada uno. Sostienen que la función del Estado es ofrecer todas las oportunidades necesarias para que la persona explote las capacidades con las que nace y mejore sus condiciones de vida. Plantean, además que ninguna persona al momento de nacer esté determinada por el lugar, la situación y condición en que nació, sino que tenga todas las oportunidades abiertas para que pueda llegar tan lejos como quiera.
En lo social no descarta al Estado, pero tampoco lo magnifica, sino que busca la dotación del ser humano de condiciones y oportunidades para desarrollar sus capacidades en condiciones de igualdad.
En lo económico, promueve la participación del Estado en aquellas áreas donde se necesita su presencia reguladora y admite la oferta y la demanda bajo supervisión. Su lema principal es: Tanto mercado como sea posible y tanto Estado como sea necesario.

Es significativo, además que la propuesta del Grupo, no menciona términos como: revolución ni revolucionario, marxismo, izquierda, socialismo y otros, que pudieran ser referencia a lo progresista. Ni mucho menos, la postura de las revoluciones socialistas que implican la expropiación de los medios de producción de la burguesía, ni el real y efectivo poder popular desde abajo.

Estemos atentos entonces, a iniciativas de grupos, personas, otros, que como la aludida, presenta muchas inquietudes y nos lleva a sospechar. No la demonizamos de inmediato, esperemos ver los acontecimientos.

Hacemos un llamado a valorar lo que tenemos, como experiencias exitosas, a mejorarlas y potenciarlas, pero no querer descubrir el agua tibia, proponiendo ideas repetitivas y obsoletas con cara de originales y genuinas, alertas!