Rechazan en Bolivia intentos de la derecha para politizar incendios

El ministro de la Presidencia de Bolivia, Juan Ramón Quintana, criticó hoy a grupos opositores que intentan politizar y desacreditar el trabajo del Gobierno para combatir los incendios forestales que afectan a la región santacruceña de Chiquitania.

Quintana aseguró que la primera víctima en ese tipo de situaciones es la verdad cuando la derecha fabrica mentiras y difamaciones, como el hecho ocurrido anoche en la comunidad San Lorenzo por un fuego provocado a ambos lados de la carretera y controlado en minutos, durante una intervención en el programa ‘El Pueblo es Noticia’, de Bolivia TV.

‘El hecho sirvió para implosionar las redes sociales y decir que los incendios volvieron sobre la región, que era incontrolable la situación y se necesitaba fundamentalmente cooperación internacional. Representantes de la Gobernación a las 20:00, hora local, solicitan al Gobierno nacional la ayuda internacional’, preció.

Reflexionó que la bandera de la derecha se sostiene en la difamación, experimentado desde 2005, y cuestionó su falta de transparencia para informarle a la población de cuántos focos de calor fueron reducidos en las dos últimas semanas, desde cuándo trabaja el Gobierno de conjunto con las Fuerzas Armadas en la prevención y contención de los incendios en esa localidad.

‘No se toma la derecha el trabajo de explicar que dos mil 500 personas están en el terreno las 24 horas del día exponiendo sus vidas incluso en lugares inaccesibles, la cantidad de horas de vuelos de las Fuerzas Aéreas para hacer reconocimientos, ni los miles de litros de agua distribuidos en las comunidades afectadas, los médicos desplazados’, enfatizó.

El funcionario afirmó que, al no presentar un programa ni otro proyecto alternativo de Gobierno y no contar con la estatura moral y política para darle otro rumbo al país, lo único que les queda es erosionar la credibilidad, deslegitimar las decisiones del presidente Evo Morales, y del vicepresidente Álvaro García Linera.

Ante una situación similar como los incendios en Chiquitania, a su juicio, seguro que la oposición ‘pasaba el sombrero para que la cooperación y gobiernos extranjeros vengan a resolver la incapacidad histórica de la derecha en Bolivia’.

Ratificó la posición del Gobierno de enfrentar los riesgos del fuego y políticos junto al pueblo.

Por otra parte, destacó la coordinación con Paraguay y Brasil para realizar sobrevuelos con el avión cisterna Supertanker en las áreas cercanas a sus fronteras, porque la efectividad de las acciones desde territorio boliviano va a depender la protección medioambiental para esos países vecinos.

‘Nunca antes habíamos tenido la capacidad estatal desde Bolivia para cooperar en materia medioambiental a dos países, aunque los eventos ocurran en Bolivia. (…) nosotros somos responsables de nuestras fronteras y en ellas vamos actuar como corresponde con beneficios obviamente para nuestros países vecinos’, concluyó.