El Amazonas es patrimonio de la Nación Iberoamericana antes que de la “humanidad”.

El desastre ambiental producido por los incendios del Amazonas, el llamado “pulmón del mundo”, despierta las ambiciones de los países centrales y sus grandes grupos económicos ( los verdaderos responsables del cambio climático) que proponen considerar a el Amazonas “patrimonio de la humanidad” para salvaguardar al planeta, de las prácticas contaminantes en su explotación que los “sudacas” realizan.

El Amazonas es patrimonio de la Nación Iberoamericana antes que de la “humanidad”.

El desastre ambiental producido por los incendios del Amazonas, el llamado “pulmón del mundo”, despierta las ambiciones de los países centrales y sus grandes grupos económicos ( los verdaderos responsables del cambio climático) que proponen considerar a el Amazonas “patrimonio de la humanidad” para salvaguardar al planeta, de las prácticas contaminantes en su explotación que los “sudacas” realizan.

La verdadera intención, en nombre de la “humanidad y los derechos humanos” es controlar y manejar los recursos de esa vasta área. El Amazonas ocupa el 25% del continente sudamericano y pertenece a ocho países, Brasil (el 60%), Paraguay, Bolivia, Perú, Colombia, Venezuela, Guayanas y Surinam. En 2009 el 25% del Amazonas brasileño estaba en manos privadas, el 28% ran reservas ambientales y tierras indígenas. De ese 48% restante 67, millones de hectáreas viene siendo privatizado y deforestado.

Para una defensa posible de la soberanía territorial y de los recursos, ante la acechanza de los poderes mundialistas, el Amazonas debe ser declarada por los pueblos y países suramericanos como patrimonio exclusivo de la histórica Nación Iberoamericana, un proyecto de integración impostergable. Un primer paso sería gestionar el Amazonas por un Consejo de los ochos países que forman parte la misma y no de una manera excluyente por Brasil porque los aspectos negativos de su administración tienen impacto sobre todos los países suramericanos.

Pero para esto es necesario abandonar la mirada corta de los “nacionalismos de patria chica” de fronteras adentro, y para estos tiempos pensar como hombres y mujeres americanos con un sentido de “nacionalismo de patria grande”, continental, superando las barreras mentales de las fronteras que nos separan.

De igual manera que el Amazonas, debería ser el trato a darse al Atlántico Sur e islas Malvinas, incorporado como patrimonio de la Patria Grande. Bolsonaro y Macri que promovieron la disolución de la UNASUR, hoy son líderes negativos en la región que obstaculizan el objetivo de la integracion continental y son facilitadores del neocolonialismo.

M. A. Mitre – C. Pereyra Mele – M. A. Barrios

PD Las potencias Atlantistas quieren la Amazonia

G7: Emmanuel Macron anunció una “movilización de todas las potencias” para salvar la Amazonia

https://www.clarin.com/mundo/g7-emmanuel-macron-anuncio-movilizacion-todas-potencias-salvar-amazonia_0_vx4TOH_Va.html?fbclid=IwAR1go4595mDqSW7NBhX-22zGbdp5HGeqWHBe98nfGWurSPm2CCb-SE7bln0