Negociaciones en Costa Rica sobre la restitución de Zelaya

Estados Unidos hace su jugada en Centroamérica

Este jueves, al cierre de esta edición, se inició en Costa Rica un proceso de negociación para la restitución de la legalidad constitucional en Honduras. El presidente de Costa Rica, Oscar Arias, mediar? entre el presidente constitucional hondure?o en el exilio, Manuel Zelaya, y el dictador de esa nación, Roberto Micheletti.

La iniciativa para la mediación, término que todos eluden, partió de la Secretaria de Estado norteamericana Hillary Clinton y fue dada a conocer después de una reunión que mantuvo con el presidente Zelaya.
Clinton dijo que se acordó habilitar un “mecanismo de di?logo entre las partes” discordantes de Honduras y con la mediación del presidente costarricense. Seg?n Clinton, la mediación fue aceptada en la reunión por Zelaya y posteriormente por Michelleti en una consulta telefónica.
“Esperamos que mediante este mecanismo de di?logo supervisado por el presidente Arias, pueda haber una resolución pac?fica del orden constitucional de Honduras”, afirmó Clinton.
Sin embargo la jefa de la diplomacia norteamericana se negó a comentar si las negociaciones inclu?an el retorno del presidente Zelaya a su puesto. “Ahora que tenemos un proceso de mediación que podr?a comenzar pronto, no quiero prejuzgar lo que las partes van a acordar”.
Por su parte, el presidente Manuel Zelaya dijo que la mediación de Costa Rica no implica una negociación, sino que es una “plataforma para la salida de las autoridades de facto y retorno del gobierno leg?timo”.
“No estamos haciendo una negociación hay cosas que no son negociables (…) Mal har?a su servidor de ir a negociar lo que a mi no me compete, no voy a traicionar mis principios”.
El mandatario dijo que la paz en Honduras pasa por el restablecimiento del gobierno leg?timo, “los presidentes no somos jueces representamos al Estado y al pueblo”.
Agregó que su postura no significa dejar solo al pueblo en su reclamo, sino m?s bien representa la b?squeda de una salida a la situación creada por los poderes p?blicos que el pasado domingo 28 de junio lo secuestraron, sacaron por la fuerza de Honduras y lo obligaron a viajar a Costa Rica.
Hizo un llamado al pueblo hondure?o para que se mantengan en lucha, ?para que pueda ser respeta su opinión, siempre luchando es que hemos alcanzado nuestros derechos civiles”, dijo y refirió que la lucha por los procesos de participación en Honduras no “ser? f?cil”.
Por su parte, el presidente costarricense, Oscar Arias, también eludió hablar de ?negociación?. Definió la reunión con Michelleti de ?conversación? y sostuvo que no ser? un di?logo de “igual a igual. Los pa?ses de América Latina y del mundo entero no han reconocido el gobierno de facto y consideran que el presidente Zelaya sigue siendo el presidente constitucional”, subrayó Arias.
Por otra parte Arias entró en contradicción con Clinton al sostener que su mediación no era una iniciativa estadounidense. “Estados Unidos me preguntó si estaba dispuesto a aceptar ser mediador si as? lo solicitaban partes, pero esto no era nuevo yo he dicho que estaba en la mejor disposición de aceptar? y recordó que “en la mente de muchos gobiernos latinoamericanos estaba la idea de que el secretario general de la OEA buscara una mediación. Algunos especulaban que yo har?a esta mediación, pero yo dije que no lo har?a hasta que ellos me lo solicitaran”.
Por su parte, el presidente de facto Micheletti se adelantó a decir que él no va a Costa Rica a negociar nada. Micheletti dijo que acepta la mediación de Oscar Arias, siempre y cuando no sea para el retorno a la Presidencia del depuesto presidente, Manuel Zelaya, ya que eso no es negociable.
En tanto, una delegación del gobierno de facto que se reunió con funcionarios del Departamento de Estado en Washington, valoraron positivamente la iniciativa norteamericana.
En una rueda de prensa, el ex embajador de Honduras en EE.UU., Roberto Flores (destitu?do por Zelaya por plegarse al golpe), dijo estar satisfecho por la mediación alcanzada, ?este es un proceso que va a comenzar, y espero que llegue a buen término?.Flores compareció ante los medios junto con el congresista hondure?o Enrique Rodr?guez, el ex secretario de Asuntos Exteriores Leonidas Rosa y el candidato a las presidenciales de noviembre por el partido Democracia Cristiana, Fel?cito ?vila, entre otros.

æQué se negocia?
Existe el peligro que en estas negociaciones se pueda llegar a admitir el retorno de Zelaya a la presidencia de la rep?blica, que cumpla su mandato hasta enero del próximo a?o, y que se descarte el intento de consultar al pueblo sobre cualquier asunto.
En definitiva, el golpe de Estado del 28 de junio fue fundamentalmente contra el intento de consulta al pueblo sobre la posibilidad de convocar a una asamblea constituyente.
Adem?s, es probable que cualquiera de los candidatos presidenciales de los dos partidos tradicionales que se han rotado en el gobierno durante 100 a?os, con la excepción de los golpes militares, que asuma en enero, termine el v?nculo de Honduras con la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA) y entierre la posibilidad de consultar al pueblo y avanzar en la construcción de una democracia participativa.
De esa manera, la fachada legal quedar?a cubierta, aunque unas elecciones en el clima generado estar?an muy condicionadas, y el pueblo seguir?a sin ser consultado.